Cristina Kirchner aseguró que el allanamiento a la quinta de Macri fue “falso” y apuntó al juez

La vicepresidenta habló de un “Fake allanamiento” y adhirió a un comunicado del PJ bonaerense que apuntó a los supuestos vínculos entre Juan Manuel Culotta y el expresidente.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner calificó como “falso” el allanamiento realizado este jueves en la quinta de Mauricio Macri, y adhirió a un comunicado del PJ bonaerense que aseguró que el procedimiento fue una “operación” y mencionó los supuestos vínculos entre el expresidente y el juez que ordenó el operativo.

En Twitter, la titular del Senado de la Nación aseguró que el procedimiento ordenado por el juez federal Juan Manuel Culotta fue un “Fake allanamiento”. Y copió el mensaje emitido por el PJ horas antes, en el que se calificó el hecho como una “operación” para ensuciar al peronismo.

En el comunicado, el partido aseguró que el procedimiento policial realizado ayer en la quinta del expresidente Mauricio Macri fue un “autoallanamiento” y denunció que forma parte de una “operación” en la que incluyó al juez federal Juan Manuel Culotta, quien ordenó el operativo.

Según pudo saber DIB, antes de lanzar el comunicado varios intendentes estuvieron en comunicación directa con Cristina. El centro de las consultas fue Leonardo Nardini, alcalde de Malvinas Argentinas, dado que ayer se había difundido que la denuncia había sido realizada por la comuna.

Este jueves, el juez Culotta ordenó un operativo en la quinta “Los Abrojos” de Mauricio Macri, en búsqueda de material de las cámaras de seguridad que pudieran demostrar si el expresidente recibió a tres intendentes del PRO mientras debía permanecer en aislamiento tras regresar de Europa.

Tras el procedimiento, la titular del PRO Patricia Bullrich apuntó directamente contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, al sostener: “A Cristina la mueve el odio, y el Presidente ejecuta su orden. Si no, que expliquen cómo un juez manda a allanar la casa de Mauricio Macri por una cuarentena, cuando el propio Gobierno la niega por cadena nacional”.

Por su parte, el PJ calificó como “un montaje” el procedimiento, y señaló: “Estamos ante una nueva operación político-judicial de un autoallanamiento tendiente a desacreditar al peronismo para ubicarlo en la vereda de la persecución y de la intolerancia”.

Tras negar que la denuncia fuera realizada por Malvinas Argentinas (donde se encuentra la quinta), el PJ apuntó a los vínculos entre Macri y Culotta, al señalar que el juez fue “un condiscípulo del Colegio Cardenal Newman como el expresidente”, y que “fue designado en forma irregular juez electoral durante la gestión de Cambiemos”.

Además, el comunicado del PJ sostuvo que “los perseguidos por la intolerancia antiperonista fueron nuestros compañeros”, especialmente la vicepresidenta “sobre quien descargaron todo el odio oligárquico y mendaz a través de jueces y fiscales”.

Finalmente, el partido señaló que el allanamiento a “Los Abrojos” forma parte de “una interna de la oposición”, y lamentó que esas peleas “comienzan a dirimirse mediante maniobras judiciales que buscan oxigenar el liderazgo decrépito de alguien que no se resigna a aceptar que otros dirigentes de su espacio sean más valorados que él. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: