Daniel Arroyo consideró que ante la crisis, “los planes sociales” ya “no sirven como colchón”

Un nuevo informe del Observatorio de la Deuda Social que preside la Universidad Católica Argentina (UCA) reveló más datos angustiantes.
En el Conurbano bonaerense, el 40% de los niños y niñas se alimentan a través de comedores escolares, debido a la crisis general que está afectando principalmente a las clases sociales más pobres.
Según el informe, durante 2017 la pobreza infantil llegó a la alarmante cifra del 48%, en el cual el 10% se encuentra en situación de indigencia. En el Conurbano, una de las zonas más pobres del país y por supuesto de la provincia, la medición de la pobreza en niños y adolescentes tocó el 54%.
Ante esta grave situación, el diputado nacional Daniel Arroyo propuso tres puntos principales para reactivar la economía de los barrios y generar un leve freno a la crisis social: decretar la emergencia alimentaria, proveer de un sistema de créditos blandos para las familias y producir “mano de obra intensiva” para la pequeña obra pública.
“La idea sería inundar de herramientas el Conurbano. Para que la gente se pueda financiar sus herramientas de producción”, explicó.
Por último, el diputado nacional por el Frente Renovador agregó que el tercer punto de un plan para reactivar la economía en el país, es generar “mano de obra intensiva para la obra pública”.
“Con esto le pondríamos un piso a la crisis, que está complicando las cosas en los barrios”, indicó.
En cuanto a las estadísticas que lanzó la UCA, Arroyo coincidió en que “comer en este país tiene que ser barato” y lanzó una fuerte crítica al gobierno: “necesitamos un secretario de Comercio de verdad”

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: