Diputados dio media sanción a la modificación del Impuesto a las Ganancias

Una sesión con final anunciado

Luego de una jornada extensa la Cámara de Diputados dio media sanción la modifciación del impuesto a la Ganancias. Desde el Frente de Todos, aseguraban, más allá de la demora y del clima tenso que acompañó el inicio de la sesión, que la iniciativa que eleva el mínimo no imponible a 150 mil pesos sería aprobada por una amplia mayoría y así fue: 241 legisladores votaron a favor y ninguno en contra.

Durante una sesión que comenzó caldeada, con gritos y denuncias cruzadas entre oficialismo y oposición por la conmemoración del 24 de marzo y la situación sanitaria, la Cámara de Diputados dio también media sanción otros tres proyectos: la modificación del régimen de Monotributo, la reforma de la Ley de Dopaje y una iniciativa que busca establecer la enseñanza ambiental en los colegios de todo el país

 

A pesar de que las expectativas estaban puestas en la reforma de Ganancias, que beneficiaría a más de un millón de personas, el debate se terminó atrasando hasta altas horas de la madrugada. Más allá de que algunas figuras de Juntos por el Cambio anunciaron que no acompañarían el proyecto del oficialismo, fuentes parlamentarias se mostraron siempre confiadas de que se aprobaría en las primeras horas de la mañana de hoy: la votación en general fue a las 7.48.

«Aunque tengamos que sesionar hasta la madrugada, vamos a darle media sanción a Ganancias», había adelantado el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, en Pasos Perdidos. 

El proyecto, del cual Massa fue originalmente autor, dispone un aumento de la deducción especial a partir del cual se calcula el impuesto, con el fin de que no paguen ese gravamen los trabajadores y trabajadoras que cobren hasta 150 mil pesos brutos. «Estamos llevándolo a un piso histórico, el mínimo no imponible va a volver a ser un impuesto a los altos salarios», destacó Massa, y explicó que la medida beneficiaría a un total de 1.267.000 personas, entre trabajadores y jubilados, con lo cual quedará exento el 93 por ciento de les asalariades. 

La vigencia del proyecto será retroactiva al 1 de enero del 2021 (por lo que el gobierno contemplará devolver los descuentos a lo largo del mes de abril) y se establece, además, que los trabajadores que perciben entre 150 y 173 mil pesos tendrán una deducción especial para que no terminen cobrando más dinero aquellos que están eximidos de pagar Ganancias. A su vez, Massa adelantó que se sumarán algunas modificaciones solicitadas por la oposición, como la incorporación de las Fuerzas Armadas y de Seguridad a los trabajadores exceptuados del impuesto.

La sesión fue atípica desde un comienzo. En primer lugar, se llevó a cabo un sábado, algo que no sucedía desde el 5 de enero del 2002, fecha en la que se aprobó parcialmente la derogación de la Ley de Convertibilidad. Luego, el debate de los proyectos se atrasó hasta las 19 (ocho horas después de que comenzara la sesión), debido a las innumerables cuestiones de privilegio y apartamientos de reglamento, que consistieron básicamente en horas y horas de chicanas entre diputados del oficialismo y la oposición. A su vez, se destacó la renuncia a su banca del flamante ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, y la jura de su reemplazante, Pedro Dantas.

«Es muy desgastante. Montan un espectáculo y termina teniendo más visibilidad, no los que más trabajan, sino los que más gritan y agreden. Hay un nivel de decadencia de la oposición», se quejó la diputada del Frente de Todos, Cristina Álvarez Rodríguez, a este diario. «Estamos poniendo toda nuestra energía para hoy poder darle media sanción al proyecto, de manera que el Senado pueda convertirlo rápidamente en ley», sostuvo, mostrándose confiada en que la semana que viene el Senado terminará sancionando la reforma al Impuesto de Ganancias. 

FUENTE:PAGINA 12

A %d blogueros les gusta esto: