El aumento de casos confirmados de COVID-19 en la ciudad motivó una gran demanda de atención al sistema de salud

Antes que el hisopado, la urgencia es el aislamiento de las personas con síntomas para cortar la cadena de contagios.
Para evaluar la situación, es necesario que quienes han mantenido contacto estrecho con alguien enfermo o con casos sospechosos, o bien, manifiesten síntomas compatibles con la infección se comuniquen con su médico de cabecera, a los CAPS barriales o a la línea 107 en caso de urgencia por descompensación o dificultad respiratoria, donde serán atendidos por un operador y, en caso de ser necesario, derivados a un médico que determinará los pasos a seguir.
“La primera recomendación desde el sistema de Salud Pública es el aislamiento inmediato en el domicilio para cortar la posible cadena de contagios”, expresó la Secretaría de Salud, Dra. Marcela Arias.
Tras la confirmación de un caso en estudio, se inicia un proceso de seguimiento médico tanto para los pacientes como los contactos estrechos para evaluar la evolución de su situación y la posible necesidad de internación en el centro de aislamiento o en el hospital.
“Si bien, la persona espera que se le realice rápidamente un hisopado, este estudio debe planificarse y esperar el momento indicado para hacerse”, explicó la funcionaria.
Los hisopados se llevan a cabo desde el Hospital y se envían al laboratorio de referencia para su análisis pero también pueden realizarse en laboratorios privados, contribuyendo a agilizar la atención. Es importante aclarar que todos los resultados, tanto públicos como privados, se incorporan a los datos del sistema oficial.

A %d blogueros les gusta esto: