El Fuerte cumplió ayer 34 años de vida

El 29 de junio de 1986, por iniciativa de un grupo de amigos encabezados por José Eduardo Bonavita, Abelardo Néstor Tejo, hoy Director de este diario, y la Imprenta Tieri, en las personas de sus titulares en ese entonces Edgardo Tieri y Roberto Koch, EL FUERTE salió a la calle como semanario de los domingos.
El primer número de EL FUERTE, compartió en ese momento un espacio periodístico, que en lo gráfico conformaban desde hacía muchos años los tres diarios tradicionales de Chascomús: El Argentino, El Cronista y El Imparcial (hoy desaparecido).
Su título principal de ese día fue “En Argentina con el corazón en México” en alusión a la final del Campeonato Mundial de Fútbol que se jugaba esa tarde y que ganó nuestra selección, en la que deslumbraba Maradona.

Una historia de décadas
Transcurrieron desde entonces 34 años en los que EL FUERTE fue semanario, bisemanario, trisemanario, periódico de seis días y finalmente diario desde 1997, pasando por muchas imprentas amigas hasta que finalmente tuvo la propia, que comenzó como gráfica tradicional y luego se transformó en offset en combinación con la computación incorporada.
Posteriormente, desde el año 2000 tuvo su página web a la que se sumó la edición en Facebook tiene hoy alrededor de 12.000 seguidores en todo el mundo.
Como el país, EL FUERTE atravesó todos los momentos que en las últimas décadas vivimos los argentinos, alegrías y tristezas; buenos momentos y dificultades, como la pandemia que hoy atravesamos, pero siempre junto a sus lectores.
Si algo destacó a EL FUERTE en sus 34 años de vida, fue su defensa a la democracia, y dentro de ese marco siempre se ha parado como un canal para que la voz de la población se exprese.
Este posicionamiento ha significado que hombres y mujeres de distinta orientación política pero con el objetivo del bien común hayan plasmado en forma independiente sus pensamientos llenando las páginas del diario.

Momentos difíciles
Hoy la situación es sumamente compleja, no sólo por la trágica epidemia sino también por la situación social y económica que nos aqueja originada por una cuarentena que duele, pero justo es reconocer ha evitado hasta el momento miles de muertes.
Nos toca entonces afrontar un esfuerzo desigual al que la prensa gráfica no es ajena.
En ese marco, en el caso de EL FUERTE y con el objetivo de dar continuidad a la información, debió dar momentáneamente pasos atrás, volvió a salir seis días a la semana y no siete y ha reducido la edición papel a ocho páginas para poder bajar el valor del ejemplar y de la suscripción mensual, pese a la duplicación del costo de los insumos.
No obstante todos estos inconvenientes y los que ellos mismos tienen, seguimos contando con el apoyo de comercios y suscriptores, que mucho agradecemos.
Estos acompañamientos se han materializado además en la edición web, no sólo en publicidad sino también en el pago mensual optativo que hemos establecido y que nos han permitido triplicar durante estos meses la información que brindamos por Internet.

Siempre apostando a el futuro
De aquí en más, cuando toda esta tristeza haya pasado y nos podamos abrazar nuevamente, y como siempre lo hizo, EL FUERTE seguirá apostando al crecimiento de Chascomús y la zona, reafirmando el compromiso asumido hace 34 años cuando publicamos en nuestro primer número que:
«EL FUERTE no quiere ser, en suma, mero portador de un mensaje que nace de una máquina de escribir para morir en sus manos.
Quiere ser como los hombres, como las instituciones, como los pueblos, un elemento vivo, capaz de nacer, capaz de crecer.
Como el Fuerte y sus pobladores.
Contundente como su nombre, sí.
Promisorio como nuestro origen, también.
En eso estamos».

A %d blogueros les gusta esto: