Felipe Solá propuso el regreso de la Junta de Granos y provocó la reacción del campo

Mientras los integrantes de la Mesa de Enlace aguardan una convocatoria del candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, para presentar la propuesta agroindustrial que elaboraron las entidades del campo, uno de los referentes agropecuarios del espacio político del ex jefe de Gabinete se pronunció sobre posibles medidas para el sector en caso de ganar las próximas elecciones.
El diputado nacional Felipe Solá habló en los medios de incrementar el valor de las retenciones a las exportaciones de soja y a la necesidad de aumentar la intervención del Estado en la comercialización de los productos agropecuarios, mediante el regreso de la Junta Nacional de Granos y Carnes, como herramientas para frenar los aumentos de los alimentos (Solá también había planteado desdoblar el tipo de cambio).
Días atrás y durante una reunión con los integrantes de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alberto Fernández manifestó «no estar de acuerdo con las retenciones», y calificó al impuesto como «un castigo a la generación de valor del sector primario». Si bien aclaró que en lo inmediato no cree posible eliminarlas, se mostró optimista con una reducción gradual en caso de que la producción y la Argentina crezcan, y que además exista un mejor acceso al crédito externo.
Frente a posiciones diferentes entre lo que expresa Alberto Fernández y Felipe Solá, ayer durante su disertación en el Rotary Club de Buenos Aires, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, dijo que el candidato a presidente del Frente de Todos, «deberá pronunciarse en el máximo detalle sobre su propuesta para el sector agroindustrial. Para muchos productores agropecuarios todavía están frescas las heridas del conflicto por la 125. La grieta se supera amigándose con el campo».
Fuerte rechazo
Los dichos de Solá generaron el rechazo de las entidades del campo. La Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (CARTEZ) expresó mediante un comunicado de prensa «su preocupación y enérgico rechazo a las expresiones del diputado nacional», y agregaron: «Resulta evidente que no se termina de comprender que el verdadero cuidado de la mesa de los argentinos no viene de la mano del incremento impositivo y de la proliferación de medidas que interfieran con la producción y comercialización de los productos agropecuarios sino de la decisión firme de quitarle el pie de encima al campo».
Desde CARTEZ, aseguraron que el Frente de Todos «propone el regreso de organismos emblemáticos de políticas que favorecieron el intervencionismo, la regulación y la corrupción. Si se pretende proteger al pueblo argentino fomentemos la producción en lugar de pensar permanentemente en castigarla».
Por su parte, los integrantes de las cuatro cadenas de productos agroindustriales también expresaron su preocupación por las expresiones de Solá y agregaron: «Dichas declaraciones van en dirección contraria a las urgentes necesidades del país y destruyen producción y empleo en el corto, mediano y largo plazo. La Argentina tiene un enorme potencial para salir de la crisis con políticas propicias al crecimiento económico, lo que se traducirá en mayor producción e industrialización, generando más empleo, exportación y riqueza».

A %d blogueros les gusta esto: