Financiamiento para dos proyectos presentados por investigadores locales

María Marina (Foto: Felisa Gastón)

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, (MINCyT), junto con el Ministerio de Desarrollo Social y el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, dieron a conocer los resultados de los proyectos que recibirán financiamiento en el marco de la convocatoria «Ciencia y Tecnología contra el Hambre».
En concreto, destinarán 900 millones de pesos a desarrollos tecnológicos y sociales enfocados en soluciones para el acceso a la alimentación y al agua segura.
El Plan Argentina contra el Hambre se apoya en el fortalecimiento de las acciones que lleva adelante el Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional. Implica la promoción y fortalecimiento del Acceso a la Canasta Básica de Alimentos.
Con un total de 451 propuestas presentadas, 147 fueron los proyectos seleccionados, participaron  51 instituciones científicas y tecnológicas en las 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en más de 70 localidades.

Por nuestra parte, la doctora María Marina, integrante del Laboratorio de Bioquímica y Fisiología de la maduración de los frutos, presentó el proyecto titulado “Caracterización de biofertilizantes elaborados por productores agroecológicos”.
Este proyecto se basa en una demanda de los y las productores/as cuyo objetivo es caracterizar los bioinsumos que ellos/as mismos/as producen en sus establecimientos. Es clave el estudio del agroecosistema y los principios que regulan su funcionamiento, re-enfatizando la importancia de la agroecología como una disciplina que provee los principios ecológicos básicos para estudiar, diseñar y manejar los agroecosistemas para que sean productivos y conservadores del recurso natural, y que además, sean culturalmente sensibles, socialmente justos y económicamente viables, detalla María.
El doctor Luis Fabián Canosa, director del Laboratorio de Neuroendocrinología comparada, fue seleccionado por su proyecto: «Desarrollo modular para un sistema de Agro-acuicultura integrada adaptada a las condiciones de la cuenca del salado»
“Se realizará en el INTECH en colaboración con la Estación Experimental Agropecuaria Cuenca del Salado, del INTA de Chascomús. Conceptualmente este proyecto propone desarrollar un sistema de Acuaponia que integra la producción de peces y hortalizas a pequeña o mediana escala dándole un enfoque de desarrollo social y territorial que busca fortalecer la economía de la región, en particular en zonas periurbanas de ciudades ubicadas en la Cuenca Deprimida del Salado”, expuso el doctor.
Y completó: “La generación de una alternativa productiva económica y sustentable que mejore la calidad nutricional de la población a la vez que genere puestos de trabajo y/o mejore la economía familiar tendrá un alto impacto en la sociedad”. (Fuente: Chascomús Ciudad)

A %d blogueros les gusta esto: