Guzmán: la diferencia con el FMI “consiste en el programa de ajuste del gasto”

El ministro de Economía habló ante los gobernadores del oficialismo, a los que se sumaron representantes de los mandatarios del radicalismo. Guzmán dijo que se negocia buscando preservar el crecimiento económico. Además, resaltó que se trata de una negociación «de toda la Argentina».

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró esta tarde ante un auditorio de gobernadores provinciales que “no hay nada que condicione más” al país que “la deuda con el Fondo Monetario” Internacional (FMI). Y admitió que “el sendero fiscal es el punto donde no hay acuerdo” con el organismo internacional.

“La diferencia entre lo que plantea el FMI y lo que plantea el Gobierno argentino consiste en diferenciar un programa de ajuste del gasto real, que detendría con seguridad la recuperación, versus un programa que le de continuidad a la recuperación de la economía”, precisó Guzmán.

El funcionario sostuvo, por otra parte, que las negociaciones incluyen la variable de la inflación y destacó que es “muy importante el acompañamiento del sector privado”, porque el programa que firmó en 2018 el expresidente Mauricio Macri falló, a su criterio, por no considerar este aspecto.

El ministro de Economía dijo, no obstante, que existe un entendimiento con el FMI sobre la necesidad de recuperar reservas internacionales del Banco Central. “El acuerdo que buscamos alcanzar no va a resolver todos los problemas de endeudamiento externo que tiene la Argentina. Es tan grande la magnitud del problema que va a llevar años poder resolverlo”, remarcó.

Guzmán también planteó el costado “geopolítico” de la negociación con el FMI. “Para poder sacarnos esta carga de encima, necesitamos el apoyo de la comunidad internacional”. El ministro abundó: “El problema es muy serio. Hay que dar una serie de pasos que van a llevar tiempo”.

El ministro de Economía afirmó además que las negociaciones con el organismo incluyen la construcción de “un sendero fiscal, un sendero de acumulación de reservas internacionales y otro de apuntalamiento monetario”.

Antes, en el inicio del encuentro, el presidente Alberto Fernández sostuvo: “Creo que vamos a lograr un acuerdo conveniente para la Argentina”. Mientras que el propio Guzmán pareció dedicarle unas palabras a los ausentes: “Es una negociación de toda la República Argentina”, marcó.

Presencias y ausencias

Con una convocatoria escasa en gobernadores -sólo 12 de los 24- y nutrida con vicegobernadores y ministros de economía del resto de las provincias, tomó forma esta tarde en la Casa Rosada la reunión convocada por el presidente Fernández y el ministro Guzmán para brindar detalles de las negociaciones en curso con el FMI.

En el Museo del Bicentenario ya se encontraban Axel Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca), Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (La Rioja), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Arabela Carreras (Río Negro), Omar Perotti (Santa Fe) y Osvaldo Jaldo (vicegobernador a cargo de Tucumán).

En la sede gubernamental, también estaban los vicegobernadores Pedro Braillard Poccard (Corrientes), Carlos Haquim (Jujuy), Antonio Marocco (Salta), Roberto Gattoni (San Juan), Eugenio Quiroga (Santa Cruz) y Carlos Silva Neder (Santiago del Estero), además de los ministros de Economía provinciales Oscar Antonena (Chubut), Enrique Vaquié (Mendoza) y Ariel Castiglione (subsecretario de Relaciones Institucionales de Tierra del Fuego).

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, envió a un funcionario de su gabinete, mientras que se confirma la ausencia de representantes del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, tal como anticipó el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: