Guzmán pidió al FMI eliminar sobretasas y más reservas para países de ingreso medio

El ministro dijo al Fondo que suspender la sobrecarga de intereses ayudaría a países a renegociar sus deudas.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, volvió hoy a solicitar al FMI la reasignación de las reservas en DEG, la moneda del organismo, y la eliminación de sobrecargos en los préstamos, en beneficio de países de ingreso medio, entre los que se encuentra la Argentina.

Durante la reunión Plenaria del Comité del FMI -que otorga mandato a la gerencia del organismo para la aplicación de sus políticas-, Guzmán dijo que “los países de ingresos medios no cuentan con los instrumentos que tienen las economías avanzadas”.

Por lo que solicitó la “suspensión de los recargos de tasa de interés en los programas de préstamos del FMI”, que “ayudaría a los países en dificultades”.

También se refirió a la reasignación de las reservas que obtendrán los países, con la ampliación de la moneda del FMI (DEG) por 650.000 millones de dólares.

Se trata de una iniciativa que se encuentra en pleno proceso de diseño y cuyos detalles serán presentados por la titular del FMI, Kristalina Georgieva.

“Es importante que encontremos el mecanismo para reasignar los DEG no utilizados a los países que los necesitan, no solo a los de ingresos bajos, sino también a los países de ingresos medios”, consideró el ministro en el encuentro realizado esta mañana a través de videoconferencia.

Esta mañana sesionó la junta de gobernadores del FMI, que integran ministros de Finanzas de los países miembros, que decidió por consenso, avanzar con una readecuación de los DEG para países más vulnerables.

Luego, durante una conferencia de prensa, Georgieva resaltó que “varios de nuestros miembros la calificaron de histórica” a la decisión.

“De hecho, este es el mayor impulso a las reservas que nuestros miembros nos están dando un mandato de seguimiento”, dijo la directiva del organismo multilateral acerca de la reasignación por 650.000 millones de dólares, que pasarán a incrementar las reservas de los países.

Sostuvo que esta iniciativa “proporcionará un impulso de liquidez sustancial a todos nuestros miembros, especialmente a los más vulnerables”.

Georgieva indicó que desde el Fondo “intensificaremos la transparencia para garantizar una buena gobernanza en beneficio de todos. Y la innovación que perseguimos es que algunos de nuestros miembros más acomodados puedan asignar sus DEG con el propósito común de llevar a los miembros más vulnerables a una posición más sólida. Necesitamos una recuperación que funcione para todos”, se explayó.

En rigor, el comunicado del Comité deja abierta la puerta abierta a que los pedidos formulados por la Argentina y otros países emergentes nucleados en el G24, que fueron también expuestos ante G20, para que sean considerados durante los próximos seis meses, hasta que vuelva nuevamente a reunirse la junta central del organismo, el próximo 14 de octubre.

“Hacemos un llamado al FMI para que explore la forma de brindar más apoyo a los países vulnerables de ingresos bajos y medios de conformidad con su mandato”, indicó el texto oficial.

En otro tramo de su exposición, Guzmán se refirió a la deuda de países en crisis- y “la importancia de la asistencia técnica del FMI en los procesos futuros de reestructuración de la deuda soberana”, coincidiendo con la postura del ministro de Economía de Alemania, Olaf Scholz.

“Argentina reestructuró su deuda a pesar de la crisis de 2020. Al comienzo de las negociaciones, solicitamos asistencia técnica al FMI y el análisis realizado contribuyó a un proceso de reestructuración de deuda soberana más ordenado y mejor anclado; después de unos meses, pudimos llegar a un acuerdo y no habrá ningún litigio en el futuro”, resumió Guzmán.

Al respecto, el comunicado del Comité del organismo multilateral se mostró complacido “con el trabajo del FMI en el avance de la agenda de la deuda junto con el Banco Mundial, incluso mediante el apoyo a la implementación efectiva de la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda del G20 y el Marco Común, que también son acordados por el Club de París, y mediante la revisión de políticas clave y Implementar herramientas mejoradas para respaldar la implementación eficiente de la reestructuración de la deuda soberana”.

Por último, el ministro argentino acompañó la postura italiana sobre cambio climático.

“La acción climática requiere una adecuación del financiamiento multilateral, de manera que haya financiamiento para adoptar las reformas necesarias para transitar hacia estructuras económicas ambientales y macroeconómicamente sostenibles”, expresó Guzmán. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: