Intendentes del PJ le reclamaron a Vidal que declare la emergencia alimentaria

Los intendentes de la provincia de Buenos Aires le pidieron a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal que declare la emergencia alimentaria y mande partidas de comida extra a los municipios.
En una carta que le dejaron en la Casa de la Provincia, los jefes comunales argumentaron la petición en «la angustiosa situación que vive nuestro pueblo y que se viene profundizando mes a mes, a partir de la crisis económica y social que atraviesa el país y que tiene implicancias durísimas en la provincia de Buenos Aires».
La disparada del dólar tras las PASO profundizó la delicada situación de muchos habitantes que son más vulnerables a la inflación. «Esta realidad que golpea a los habitantes de la Provincia y, en forma acuciante, a los sectores más vulnerables del Conurbano, se refleja de manera contundente en los siguientes datos que fueron publicaros por diversos organismos oficiales e instituciones académicas de prestigio», explicaron y luego agregaron en la carta los siguientes puntos:
Según el INDEC, la pobreza afecta al 46,8% de los menores de 14 años y el 14,5% de los chicos pasaron hambre en el último año.
Un nuevo informe de la Universidad Católica Argentina (UCA), de indiscutible seriedad, sostiene que cuatro de cada diez niños, niñas y adolescentes bonaerenses se alimentan en comedores comunitarios en el tercer trimestre de 2018.
El informe sostiene, además, que los niños del Gran Buenos Aires presentan grandes desventajas en materia de seguridad alimentaria frente al promedio nacional, ya que el 7,8% de ellos no consume ningún nutriente esencial (carnes, lácteos, frutas, verduras) en su dieta alimentaria diaria.
Según la UCA, esa inseguridad alimentaria severa (que un hogar no pueda acceder a los alimentos), junto con la cobertura de alimentación gratuita, experimentó un fuerte incremento detalla cómo el gobierno nacional devaluó políticas sociales dirigidas a los menores, con recortes a la AUH, el Plan Qunita, Conectar Igualdad y la provisión de vacunas. La inversión real del Estado, se afirma, es un 20 % menor de lo que era cuando comenzó el mandato de la fuerza política que usted integra en el país y en nuestra provincia.
En ese marco, sostuvieron: «Estos datos que ya de por sí son alarmantes, no contemplan el contexto económico del año 2019, especialmente, la suba indiscriminada de precios en alimentos de las últimas semanas. Por este motivo, creemos necesario que se aumente significativamente la cantidad de alimentos para familias y comedores, además, aumentar los cupos para comedores escolares. Conjuntamente, resulta fundamental, desarrollar una apertura de comedores escolares en colegios secundarios y de formación de adultos».
También, le solicitaron a la gobernadora que «instruya a la Agencia de Recaudación de la Provincia (ARBA) que considere la situación critica en la que se encuentran los pequeños comerciantes -y en especial lo de los barrios más humildes- para que encuentre los mecanismos administrativos y legales que posibiliten flexibilizar las obligaciones tributarias que recaen sobre ese sector». Leonardo Nardini, intendente de Malvinas Argentinas, aseguró en declaraciones a la prensa: «Esto es un petitorio formal parta poder charlar y expresar las dificultades y preocupaciones que tenemos los intendentes en su conjunto para poder darle solución a los problemas que tienen en la vida cotidiana los argentinos». El mandatario estuvo acompañado por sus pares de La Matanza e Ituzaingó: Verónica Magario y Alberto Descalzo, entre otros referentes.
El reclamo de la Iglesia. De este modo, los intendentes se suman al pedido realizado el 30 de agosto por la Iglesia quienes le solicitaron al Gobierno que declare la «emergencia alimentaria en forma urgente».

A %d blogueros les gusta esto: