La importancia de cuidar el sistema inmunológico mediante una alimentación saludable

Una alimentación saludable es la que aporta todos los nutrientes esenciales y la energía necesaria para mantenerse sano. Además, previene enfermedades como diabetes, sobrepeso y obesidad, algunos tipos de cáncer e hipertensión, y favorece el desarrollo y crecimiento saludable de los chicos. En este contexto de pandemia por Covid-19, se acentúa aún más la importancia de cuidar el sistema inmunológico.
Algunas de las recomendaciones para una alimentación saludable radica en incorporar a diario alimentos de todos los grupos y realizar al menos 30 minutos de actividad física.
En este sentido, las cuatro comidas al día correspondientes al desayuno, almuerzo, merienda y cena con alimentos que incluyan cereales, leche, yogur o queso, verduras, frutas, legumbres, huevos, carnes y aceites son necesarios, al igual que una actividad física moderada, fraccionada todos los días para mantener una vida activa favoreciendo un peso adecuado.
Es fundamental comer tranquilo, moderando el tamaño de las e hidratarse a diario con 8 vasos de agua segura, no esperando tener sed.
Cabe destacar la importancia de consumir, al menos medio plato de verduras en el almuerzo, medio plato en la cena y 2 o 3 frutas de estación por día, disminuyendo así el riesgo de padecer obesidad, diabetes, cáncer de colon y enfermedades cardiovasculares. Las frutas y las verduras se deben lavar con agua segura, antes de su consumo.
Por otra parte, se debe reducir o evitar el uso de sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio, evitando el salero en la mesa y reemplazando la sal por condimentos de todo tipo como pimienta, perejil, ají, pimentón, orégano, entre otros.
Al adquirir productos como fiambres, embutidos y otros alimentos procesados como caldos, sopas y conservas se deben leer las etiquetas al momento de elegirlos, ya que algunos contienen una elevada cantidad de sodio, observando la fecha de vencimiento en todos los productos.
Es necesario incluir en la alimentación diaria pescado, papa, batata, huevo, legumbres y cereales, preferentemente integrales y elegir otras formas de cocción, evitando las frituras.
Al consumir papa o batata, lavarlas adecuadamente antes de la cocción y cocinarlas con cáscara para mantener sus propiedades.
El consumo de bebidas alcohólicas debe ser responsable; los niños, adolescentes y mujeres embarazadas no deben consumirlas y se deben evitar al conducir.
Cabe recordar que el consumo no responsable de alcohol genera daños graves y riesgos para la salud.

A %d blogueros les gusta esto: