La pandemia que no vemos…

La pandemia y el confinamiento superaron la tolerancia de no pocos vecinos de Chascomús señala el portal web ANTI, aunque ciertos testimonios, como el de Eugenia Casamayou, trabajadora municipal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, puede transformarse en inspiración para aguantar un poco más.

La pandemia de COVID-19 y la consecuente cuarentena, con cerca de cinco meses de confinamiento, superaron la tolerancia de no pocos vecinos de Chascomús, al punto de evidenciarse diariamente la circulación y sociabilización en lugares públicos y no tantos pese a que suben notablemente los contagios incluso con seis fallecidos.
En este momento crítico, donde los gobernantes intentan marcarle la cancha a la ciudadanía, pero sabiendo que las restricciones no funcionan y el camino es despertar la dormida responsabilidad individual y colectiva, bien vale conocer las sensaciones de una trabajadora esencial que viene padeciendo el coronavirus más que la mayoría del común de la gente.
Se trata de Eugenia Casamayou, trabajadora municipal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, que realizó posteo en redes sociales evidenciando por lo que pasan con sus compañeros desde hace demasiado tiempo.
“Más de 150 y pico de días y siempre con la mejor onda tratando de sobrellevar esta Pandemia que para todos es nuevo, cansador, agotador fisica-mentalmente, bajo la lluvia, el frio, el viento, interminables horas parados…”, empezó.
“…siempre tratando con respeto desde el abuelo que pasa para la farmacia, los que viene del campo, las señoras que pasan hacer sus mandados, saludando por ventanillas cerradas a los nenes que miran con caritas de asustados y sus barbijos colocados esperando que le tomes la temperatura como si fuera un juego y con una sonrisa radiante te alegran el día…”, prosiguió.
“…también pasamos por situaciones de malestar, donde recibimos permanente la queja por pedir la documentación correspondiente y donde explicamos que estamos cuidando al ciudadano y nuestro querido Chascomús. Se nos escapan cosas, sí se escapan, pero cada día tratamos de ayudar y mejorar”, continuó.
“Algunos se olvidan que detrás de cada inspector, policía, bombero o médico hay un ser humano que sufre y que también tiene problemas propios, que deja su familia y sale todos los días a cuidarte. Es desgastante pero todos juntos hagamos de que esté momento pase, ayúdanos a ayudarte poniendo tu granito de arena. Cuídate, cuídanos y salí solo por cosas esenciales”, terminó Eugenia Casamayou, trabajadora municipal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Chascomús. (Fuente ANTI)

A %d blogueros les gusta esto: