La querella pidió una pericia psiquiátrica al “Pepo” para evitar que siga su detención en su casa

Pasaron más de 20 días desde el vuelco que el cantante de cumbia Ruben Darío «El Pepo» Castiñeiras (43) protagonizó con su camioneta sobre la ruta 63, y en el que murieron dos integrantes de su banda. El músico sigue detenido en la comisaría 1° de Chascomús, pero sus abogados plantearon un «incidente de morigeración» para que quede alojado en su casa.
En respuesta a ese pedido, el abogado Marcelo Biondi que representa a las familias de Ignacio Abosaleh (30) y Nicolás Carabajal (30), víctimas fatales del siniestro, solicitó que se le practique una pericia médica psiquiátrica a Castiñeiras para «determinar si padece alguna patología» y, de ser así, «si puede ser tratada en una unidad del servicio penitenciario».
«Le solicitamos al juez que disponga la medida a través de la asesoría pericial de La Plata, dado que la extracción de sangre (para determinar si «El Pepo» había consumido alcohol o drogas) que realizó el personal del Hospital San Roque de Dolores se hizo en forma contraria a lo que indican los protocolos médicos», dijo Biondi a Clarín.
Cabe recordar que las pericias toxicológicas que le realizaron al músico arrojaron un resultado negativo para alcohol y positivo para cocaína y marihuana. Pero la querella denuncia varias irregularidades, entre ellas, que se demoró cuatro horas y media en realizar la extracción, 12 días en analizarla y que el único frasco de sangre que se tomó contenía aire en su interior y no tenía anticoagulante. Todo eso pudo haber causado que si había alcohol en la sangre del «Pepo», se evaporara. El problema es que eso es imposible de demostrar.
«Pedí al juez que aparte al personal del Hospital de Dolores para cualquier examen o pericia médica. No son confiables y debo resguardar el debido proceso», dijo Biondi.
Por su parte, Miguel Ángel Pierri, que representa al «Pepo», dijo que él «asumió la defensa 48 horas después de que se produjeran las extracciones» y que «la fiscalía estuvo presente durante la extracción junto al jefe departamental de Dolores, personal médico y la enfermera autorizada. Para mí toda la extracción se hizo bajo la supervisión de la fiscalía como marca la ley».
Pero esa no es la única circunstancia que levanta sospechas del lado de los familiares de las víctimas sobre lo que pasó en el hospital durante las primeras horas de la investigación.
En cuanto a las pericias médicas que pidió la querella, Pierri dijo que ellos nunca invocaron una cuestión de salud en el incidente de morigeración. «Sí está designado como perito de parte el doctor Enrique De Rosa para actuar sobre la salud del ‘Pepo'», dijo.
Por el lado de las familias de las víctimas, fue designado el doctor Rafael Herrera Milano, que ya enfrentó a De Rosa en el caso del «femicidio del country» cometido por Fernando Farré. En aquel caso, el primero también representó a la querella y el segundo, a la defensa.
Hoy, está prevista la realización de la pericia accidentológica sobre el vuelco que protagonizó la Honda CRV blanca en el kilómetro 8,500 de la ruta 63 en la madrugada del 20 de julio, en medio de una intensa niebla, cuando «El Pepo» conducía hacia una serie de shows en San Bernardo y Villa Gesell.

A %d blogueros les gusta esto: