La Secretaría de Desarrollo Social realizó un balance de las políticas sociales y alimentarias desarrolladas durante el año

Estas intervenciones permitieron acompañar a un importante sector de la comunidad con servicios de asistencia en alimentos y apoyo psicológico.
La Municipalidad desarrolló acciones de contención y acompañamiento a familias de toda la ciudad durante los meses que duró el aislamiento por la pandemia de coronavirus.
En ese contexto, la Secretaría de Desarrollo Social trabajó para brindar respuesta a las necesidades urgentes. Las demandas de ayuda fueron canalizadas a través de un sistema de atención telefónica.
De acuerdo al registro estadístico elaborado por la Dirección de Políticas Comunitarias, durante los meses de cuarentena el cuerpo de asistentes sociales llevó a cabo 15.840 acciones telefónicas de asistencia a familias en situaciones de extrema necesidad.
Para garantizar una respuesta más eficiente a las numerosas necesidades de los vecinos afectados por la cuarentena, se trabajó de forma articulada con el área de Epidemiología de la Secretaría de Desarrollo Social.
En respuesta a esta demanda, se registraron 27.978 intervenciones de acompañamiento y contención social para personas aisladas por emergencia epidemiológica. Los trabajadores se comunicaron con cada uno de ellos para evaluar la situación y brinda una respuesta más focalizada a sus necesidades.
Ante la crisis, fue necesario atender la situación alimentaria con la entrega de 8.729 bolsones de víveres secos y la ayuda en otras 674 oportunidades con alimentos frescos y elementos de higiene personal y ambiental.
Además, se distribuyeron 1307 Tarjetas Alimentar para que los vecinos que se encontraban en situaciones de vulnerabilidad avanzada puedan acceder a la canasta básica alimentaria.
En las oficinas de Sarmiento 42 se mantuvo una guardia presencial que permitió realizar 453 asistencias y 33 intervenciones más mediante guardias pasivas.
A través del Programa Municipal de Asistencia en Situación de Vulnerabilidad Social se acompañó a 85 familias en situación de vulnerabilidad social y desde Desarrollo Social se trabajó además en el acompañamiento y seguimiento psicológico de 14 adultos mayores.
La intensa tarea desarrollada contó con el acompañamiento y el compromiso de 51 organizaciones sociales y comunitarias que se sumaron para acompañar y fortalecer la ayuda brindada.
Gracias a la solidaridad de vecinos e instituciones, se distribuyeron 5 toneladas de pan, 60 toneladas de papa, 12 toneladas de víveres secos, 2 toneladas de medialunas, 2 toneladas de carne y 1800 litros de leche.

A %d blogueros les gusta esto: