La violencia de género constituye un atentado contra la integridad, la dignidad y la libertad de las mujeres

Se entiende por violencia de género cualquier acto violento o agresión, basados en una situación de desigualdad en el marco de un sistema de relaciones de dominación de los hombres sobre las mujeres que tenga o pueda tener como consecuencia un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas de tales actos y la coacción o privación arbitraria de la libertad, tanto si ocurren en el ámbito público como en la vida familiar o personal.
Cualquier tipo de violencia se fundamenta en una relación de poder dónde alguien trata de dominar a la otra persona por la fuerza, contra su voluntad; trata de obligarla a que haga lo que no desea, a que se ruegue y reconozca su inferioridad y dependencia con respecto a quien ejerce la violencia.
La experiencia de maltrato provoca un alto nivel de ansiedad, alteraciones psicosomáticas; sentimientos depresivos, disfunciones sexuales, conductas aditivas, dificultades en sus relaciones personales.
Cuando frente a los repetitivos episodios de violencia, y considerando que la situación no va a cambiar, la mujer adopta una actitud pasiva por miedo y para evitar que se produzca una nueva agresión, incluso mayor, hacia ella o hacia sus seres queridos.
Para prevenir la violencia de género es necesario educar a los niños y niñas, desde las edades más tempranas, en una cultura centrada en la resolución pacífica de conflictos, fomentar la empatía y desarrollar una autoestima equilibrada, son principios que favorecen la desaparición de los perjuicios de género.
Eliminar al máximo los estereotipos transmitidos por la cultura patriarcal; por lo tanto, enseñar a “ser persona” en lugar de enseñar a «ser hombre» o a «ser mujer» y así desterrar mitos como que la agresividad es un rasgo masculino, o por el contrario, la sumisión, el silencio, la obediencia, son rasgos femeninos, son objetivos de la coeducación.
Es importante recordar que, si se está siendo víctima de maltrato, la mujer no es responsable, que el uso de la violencia nunca está justificado, que estas agresiones se repetirán y se agravarán con el tiempo y que no estás sola.
Puedes contar con la ayuda de especialistas, a través de la Dirección de Políticas de Género que se encuentra ubicada en el Centro Cultural Municipal Vieja Estación. Quien necesite recibir ayuda, presencie o conozca casos, podrá comunicarse al teléfono 2241-422522 de lunes a viernes de 9 a 14hs o al 2241-559397, con servicio las 24 hs.

A %d blogueros les gusta esto: