Lastra y vecinos de nuestra ciudad se oponen al cambio de nombre

Avda. Lastra La familia

Un proyecto que propone el cambio de nombre de la Avda. Lastra por el de Presidente Néstor Kirchner y otro que propicia que el Parque Libres del Sur pase a denominarse Raúl Alfonsín se encuentran en comisión, en el Concejo Deliberante, para su estudio.

El primero de ellos ha encontrado una seria oposición en frentistas de la arteria y vecinos en general, que han iniciado una campaña de firmas para oponerse, que según algunas versiones supera los 3.000 adherentes.
Por otra parte, también ha fijado su negativa la familia Lastra, en una carta que fue publicada en el matutino La Prensa de Capital Federal, y que reproducimos al final de esta nota.
A nuestro entender, el Concejo Deliberante necesita adaptarse a la realidad que se vive en la actualidad y no debe tomar decisiones apresuradas sin escuchar la voz de la gente y efectuar las consultas que corresponden, por ejemplo en este caso pedir la opinión de la Comisión Municipal de Patrimonio.
Y decimos esto dado que pensamos que los nombres de las calles, plazas, etc. forman parte del patrimonio intangible, ya que responden al momento histórico en el que fueron puestos.
Por lo tanto nos inclinamos al no cambio de denominación, en este caso tanto de la Avda. Lastra como del Parque Libres del Sur, reservando las propuestas para las nuevas calles o paseos; o también para fraccionar arterias cuya denminación abarca algunos kilómetros y no varía donde lo hacen las paralelas, tal era el caso de Lastra antes de que el tramo entre la Rotonda del Bicentenario y la Ruta 2 pasara a llamarse Presidente Alfonsín, o podría ser ahora el de la Avda. Juan Manuel de Rosas si tuviera otro nombre a partir del predio de la Sociedad Rural, donde terminan las otras calles.
La carta de la familia Lastra
Como dijimos, la familia Lastra con la firma de Manuel L. Lastra publicó sobre el particular una carta en el diario La Prensa, que a continuación difundimos en sus partes principales.
“La batalla de Chascomus se libró el 7 de noviembre de 1839 a orillas de la laguna de ese nombre entre fuerzas con predominancia unitaria provenientes de Dolores, Monsalvo (hoy Maipu) y Chascomus comandadas por el coronel Ambrosio Cramer que fuera oficial del general José de San Martín, ascendido por el brigadier Juan Manuel de Pueyrredon tambien hacendado afincado en la zona; don Pedro Castelli (hijo del miembro de la Primera Junta de Mayo), hacendado de Cerro Paulino, que fuera sargento mayor en el sitio de Montevideo; y el comandante Manuel Leoncio Rico, alma y nervio del levantamiento que había participado en la Campaña del Desierto precisamente de Juan Manual de Rosas.
Entre ellos de distinguían los hermanos Matias y Francisco Ramos Mejía, Domingo de la Gandara, Martin Campos, A. Ezeiza, R. Fornaguera, Domingo Lastra y su hijo Domingo Fermin Lastra, M. Martinez Castro, Pedro Lacasa, F. Villarino, Fernando Otamenti, M. Alzaga, comandante Francisco Olmos, Marquez y Mendiola, Wenceslao Posse y otros vecinos y hacendados con aproximadamente 1.300 a 1.500 jinetes con escaso entrenamiento y sin formación militar que conformaron el ejercito de los Libres del Sur, pleno de paisanos criollos con escaso armamento y muchas lanzas improvisadas.
Frente a ellos las tropas comandadas por el Gral Prudencio Ortiz de Rozas hermano de Juan Manuel y el coronel Nicolas Granada con 2.000 veteranos soldados y alrededor de 300 indios de pelea. La batalla desigual se dio el 7 de noviembre con un arranque que parecía victorioso de los Libres del Sud termino en una derrota con 300 muertos y heridos”.
Más adelante la nota continúa señalando que:
“Me hacen saber que el Concejo Deliberante de Chascomus tiene un anteproyecto para sustituir el nombre de la antigua Av. Lastra, donde esta emplazado un busto de don Domingo Lastra, frente al Museo Pampeano.
Pido respetuosamente se respeten las tradiciones de ese histórico pueblo y se mantenga el nombre de ese hombre de Chascomús que formo parte de los Libres del Sud y le costó su vida, la de su hijo de 22 años y la de su joven sobrino Gabriel Sola, cuyos restos descansan a orillas de la laguna.
En el lugar aproximado donde fueron muertos los Lastra, la señora Angela Barrios y Chiclana de Lastra y sus hijos levantaron un modesto mausoleo que hoy existe donde están los restos de Domingo (padre), Domingo el abanderado (hijo) y su sobrino el joven Gabriel Sola.
La tradición de los pueblos puesta en valor es un emblema para los ciudadanos que merece y debe ser conservado”.

A %d blogueros les gusta esto: