Los acusados de violar y matar al joven se negaron a declarar

En Dolores

Los dos jóvenes detenidos como sospechosos del crimen de Claudio Javier Ayuso, el chico de 18 años hallado violado y asesinado a golpes en la fosa de un frigorífico abandonado de la ciudad de Dolores, se negaron a declarar ante la fiscal de la causa, que dijo que no descarta aún que del ataque hayan participado más personas.
En diálogo con la prensa en la puerta de los tribunales locales, la fiscal 1 de Dolores, Verónica Raggio, informó que tras las indagatorias -en la que ambos se negaron a declarar-, los sospechosos quedaron detenidos a la espera de la resolución de sus situaciones procesales.
Raggio explicó que tiene pruebas que permiten sospechar la vinculación de ambos con el hecho, entre ellas declaraciones testimoniales y el hallazgo de prendas de vestir manchadas presuntamente con sangre, que son sometidas a peritajes.
Además, informó la fiscal, uno de los detenidos vive en la casa a la que la noche del pasado viernes 7 Ayuso fue trasladado por un conocido de su madre, ya que tenía planeado encontrarse con un grupo de jóvenes para salir.
Si bien por ahora los dos únicos detenidos son Francisco Andrés Miño (18) y Matías Davis López(21), a quienes se les imputa los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por dos o más personas y homicidio agravado criminis causa en concurso real”, Raggio dijo no estar en condiciones por el momento de descartar la participación de más personas en el crimen.
La fiscal añadió que por los relevamientos periciales realizados hasta el momento, todo indica que Ayuso fue asesinado en el lugar donde fue hallado, el abandonado Frigorífico Casasa, situado en la calle Cerrito, entre Marconi y Avellaneda, y que la muerte, según la autopsia, se produjo entre 24 y 36 horas antes de que se encontrara el cuerpo la tarde del lunes último.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*