Movimientos sociales enfrentados al Gobierno marchan a Plaza de Mayo: rechazan el ajuste, el acuerdo con el FMI y piden aumento de planes

El Polo Obrero lidera la primera movilización después de las elecciones legislativas. “El Gobierno no está atendiendo la emergencia a 20 años del diciembre de 2001 y esto puede terminar mal”, alertaron los organizadores de la movilización

Los movimientos sociales enfrentados al Gobierno marchan una vez más a Plaza de Mayo, en contra “del ajuste” y en reclamo de un aumento en los planes de trabajo. A las organizaciones piqueteras lideradas por el Polo Obrero se les suman espacios políticos de izquierda. Las consignas sobre el “no pago de la deuda” y “contra el pacto con el FMI” están acompañadas por los pedidos de “trabajo genuino”, “ningún trabajador por debajo de la canasta básica de $75.000″, “aguinaldo completo de los trabajadores del Potenciar Trabajo”, “asistencia integral de los comedores populares” y contra el “gatillo fácil”.

La concentración, la primera de este espacio después de las elecciones legislativas del 14 de noviembre, no será la última. Es parte de una serie de “jornadas de lucha que va a recorrer lo que queda de este mes y diciembre en reclamo del no pago de la deuda externa y ruptura contra el FMI”, le adelantó a Infobae Eduardo Belliboni, el líder del PO.

“La preocupación crece en las barriadas. El Gobierno no está atendiendo la emergencia de fin de año y esto, a 20 años del diciembre trágico de Fernando de la Rúa, puede terminar muy mal”, advirtió el referente piquetero.

(Franco fafasuli)(Franco fafasuli)

La movilización promete ser multitudinaria. El acto central del “acto nacional piquetero” será a las 14 en Plaza de Mayo. Las concentraciones en Avenida de Mayo y 9 de Julio; en el Obelisco y en Avenida Independencia y 9 de Julio estaban previstas para las 11; sin embargo, desde las 10 de la mañana las primeras columnas ya se mostraban con sus banderas, bombos y pancartas.

En una proclama firmada por unas cuarenta organizaciones piqueteras y sociales, que representan a los sectores más vulnerables: “Somos los que venimos enfrentando en las calles el ajuste brutal que el Gobierno Nacional descarga contra los trabajadores para defender el pago de una deuda externa ilegitima e ilegal, que constituye un mecanismo por el que los gobiernos de las últimas décadas realizan una transferencia de recursos de los que menos tienen, la inmensa mayoría del país, hacia un puñado de bancos y grandes capitales concentrados”.

Los Polo Obrero y los integrantes de la Unidad Piquetera habían mantenido una especie de “paz en las calles” semanas antes de los comicios. El gobierno de Alberto Fernández, a través de su ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, habían acordado un “cronograma” de trabajo para resolver algunas de las demandas que habían realizado los dirigentes sociales.

El refuerzo de alimentos en merenderos y comedores populares era uno de ellos, pero hasta el momento todo quedo en palabras.

“Finalizado el acto eleccionario del 14 de noviembre pasado, Fernández apuró el envío de un proyecto de ley al Congreso para resolver un ‘programa económico plurianual’ que contenga los acuerdos con el FMI en el proceso de renegociación de la deuda. El FMI establece como condición un apoyo mayoritario de la política, es decir, el aval de la oposición de Juntos, Libertad Avanza y los partidos provinciales, a la propuesta sustentada por los negociadores del gobierno, por lo que el oficialismo prepara un pacto contra el pueblo”, afirma Belliboni, quien está al frente de una de las columnas del Polo Obrero.

Silvia Saravia, de Barrios de Pie Libres opinó en el mismo sentido: “Mientras el gobierno nacional busca el acuerdo con el FMI, el ajuste se profundiza. ¿Dónde están las prioridades?”, se pregunta y aclara que la movilización es a Plaza de Mayo pero también en distintos puntos del país.

Según allegados al ministerio de Desarrollo Social, la marcha del día de hoy no tiene nada que ver con las reuniones que mantienen los representantes piqueteros con funcionarios de esa cartera, ya que “la mesa de trabajo interministerial sigue avanzando”.

Afirman también que a las organizaciones sociales ya se les hizo llegar un cronograma con los días en que los alimentos llegarán a los comedores de los barrios que ellos coordinan.

Aceptar las condiciones que pretende el FMI para cerrar un acuerdo de Facilidades Extendidas con la Argentina va a hipotecar nuestro futuro cercano y mediato, convalidando la extensión de la hipoteca de la deuda con el FMI por lo menos por una década. La deuda no sólo es impagable, sino que constituye una inmensa estafa, que ahora el gobierno del Frente de Todos pretende que sigamos pagando a costa de que nuestro pueblo soporte niveles históricos de pobreza e indigencia”, afirma Belliboni.

Según los dirigentes sociales de movimientos como el PO, MTR Votamos Luchar, MAR, M29 – Bloque Piquetero Nacional, MTL Rebelde, Frene Organizaciones en Lucha, Frente Popular Darío Santillán, Barrios de Pie-Libres del Sur y MST Teresa Vive, entre otros, “el pacto con el FMI que propone el Gobierno implicará más ajuste que sólo cierra con represión a las luchas y a la juventud.

“La preocupación crece en las barriadas. El Gobierno no está atendiendo la emergencia de fin de año y esto, a 20 años del diciembre trágico de Fernando de la Rúa, puede terminar muy mal”, advierte Eduardo Belliboni (NA)“La preocupación crece en las barriadas. El Gobierno no está atendiendo la emergencia de fin de año y esto, a 20 años del diciembre trágico de Fernando de la Rúa, puede terminar muy mal”, advierte Eduardo Belliboni (NA)

En la convocatoria, que ya genera un caos de tránsito en el centro porteño, también están presentes “los reclamos de balas y represión de los sectores más reaccionarios que ya se están aplicando”, aseguran desde el comunicado que llama a la concentración a Plaza de Mayo y pone como ejemplo “el asesinato de Elías Garay en lof Quemquemtrew y de Gonzalo Cabrera, herido de gravedad comunidad Mapuche en el sur”.

Funcionarios allegados al ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, precisaron a este medio que las incidencias de la marcha y movilización piquetera se siguen de cerca y que solo se intervendrá en caso de que exista algún tipo de “desborde”.

Desde el gobierno porteño, a cargo de Horacio Rodríguez Larreta, también observan con atención la evolución de la marcha.

(Fuente: Infobae)

A %d blogueros les gusta esto: