Nueva etapa: PBA dice que no habría cambios, Larreta pide abrir bares

Desde el equipo sanitario de Provincia dicen que no hay margen para abrir más actividades. El gobierno porteño pedirá liberar bares y restaurantes

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, parece llegar con posiciones disímiles a la definición de la nueva etapa de la cuarentena que comenzará a regir desde el próximo lunes.
El Jefe de Asesores del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Enio García, dijo que “no hay ninguna perspectiva de cambio a partir del lunes” en cuanto a la situación sanitaria en territorio bonaerense.
En contraste, desde el gobierno porteño ya se habla de pedir al presidente Alberto Fernández una habilitación para que funcionen bares y restaurantes, bajo protocolos específicos. Es una medida que también solicitan otros alcaldes de PRO, como el platense Julio Garro.
Kicillof y Rodríguez Larreta han llegado a instancias de con posiciones encontradas, pero hasta ahora han podido acordar: en el AMBA la polícita sanitaria respecto del COVD-19 está coordinada entre ambas administraciones, aunque algunas medidas difieran.
Esta vez, aunque corrió la versión de que mañana volverán a reunirse, no está claro aún que ello vaya a ocurrir. También existía la posibilidad de que mantuviesen directamente un ecuentro, los tres, con el presidente Alberto Fernández, para definir directamente con él el esquema para el AMBA,
Esta vez, el clima de la relación entre el Presidente y el jefe de Gobierno llega sazonado con un ingrediente nuevo: la negativa del ministro de Salud nacional, Nicolás Trotta, a habilitar la vuelta parcial de alumnos a tomar clases presenciales en algunas escuelas porteñas.
García, al justificar la posición del equipo  la Provincia, señaló que “los indicadores que estamos mirando, que son la cantidad de casos y la ocupación de camas, están estabilizados pero aún en una zona de riesgo ya que es un número elevado, y más teniendo en cuenta que la mayoría son casos confirmados”.
Explicó que “estamos con una media de 5000 casos por día” y agregó que “es difícil prever hacia dónde va a disparar la tendencia como para tomar una decisión distinta, por eso es mejor continuar con las mismas medidas”.
En relación a la situación de los municipios, García señaló que “en términos epidemiológicos el centro de la pandemia es la región del AMBA, pero empieza a preocupar más el interior de la Provincia”.
Con respecto a la continuidad en la apertura de diversas actividades, y puntualmente el reinicio de clases, advirtió que “con los números de hoy, es muy posible que empiecen a subir los casos y aumente la velocidad de contagios nuevamente” y que eso “ponga el sistema de salud en riesgo de colapso”.
Finalmente, señaló que “no es momento de cantar victoria, pero por lo general se hicieron las cosas bien, la población acató muy bien las medidas y pasamos 5 meses de pandemia sin pasar las situaciones que se vivieron en otros países”. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: