Polémica por los respiradores que la Ciudad le cedió al sector privado de la salud

En medio de la controversia por las clases presenciales, se conoció que el Gobierno porteño había solicitado al Nacional más respiradores, dado que 50 de los que tenía habían sido entregados en comodato al sector privado de salud. La información, que fue revelada por el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, intentó ser desmentida por algunas integrantes de Juntos por el Cambio, pero terminaron de confirmarla el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y su ministro de Salud, Fernán Quirós. Fue este último el que explicó que pedían más respiradores porque los que tenían los enviaron al sector privado. Se sabe que la ocupación en la Ciudad de las camas de terapia intensiva en los privados está por arriba del 95 por ciento. La noticia choca de frente con la estrategia judicial y de política pública hacia el crecimiento de casos y trajo una previsible ola, pero de críticas al Gobierno porteño.

Empezó el lunes por la noche con un tuit del ministro de Ambiente, que cuestionó que poco antes de salir a anunciar que seguían las clases presenciales -el domingo a las 22.30- Larreta había solicitado más respiradores. “Tres horas antes de la conferencia de prensa, Larreta le pidió a Carla Vizzotti 60 respiradores porque la ciudad tiene su terapia intensiva colapsada”, remarcó el funcionario nacional, quien no apuntó al pedido en sí sino a la política que tiene hacia la circulación y las clases presenciales: «A pesar de esto, el jefe de gobierno siguió jugando a la política electoral con alumnas, alumnos y docentes de CABA», cuestionó.

 

Hubo un intento efímero de responderle a Cabandié y de afirmar que había dado una noticia falsa. Entre las dirigentes de Juntos por el Cambio que eligieron este camino estuvo Florencia Arrieto: «Esto es mentira. Gravisimo que un ministro mienta con algo tan delicado».

Pero resultó ser que la que estaba equivocada era Arietto: Larreta lo confirmó el lunes por la noche en un noticiero. Aseguró que hicieron ese pedido para «tratar de prever la mayor cantidad de atención posible» en el sistema de salud  porteño. «Nosotros tenemos que tratar de prever la mayor cantidad de atención posible. Los respiradores se los pedimos a Nación porque es lo mismo que con el tema vacunas, Nación decidió desde el principio centralizar los respiradores, el único que los provee es el Gobierno Nacional», remarcó.

El Gobierno nacional centraliza desde 2020 los respiradores para garantizar una distribución pareja entre las provincias y que no haya una suerte de competencia para ver cuales los compran antes u ofrecen un mejor precio. Están suspendidas las exportaciones (salvo un envío a Uruguay). Según explicaron en el Ministerio de Salud porteño, el pedido forma parte de un mecanismo habitual y los respiradores serán entregados por el Gobierno nacional. «Es parte de la articulación de la Nación con nosotros y con los privados. Es como ocurrió el año pasado, que también pedimos», indicaron. Claro que el año pasado los dos gobiernos no estaban involucrados en una disputa judicial por las clases presenciales,.

En la conferencia de prensa del martes por la mañana, Quirós advirtió que pidieron los respiradores para abastecer al sector privado:  “En una reunión operativa con gente técnica del Ministerio de la Nación les comunicamos que habíamos entregado en comodato los respiradores al sector privado. Les hemos prestado nuestra reserva para que ellos aumenten su capacidad de respuestas. Por eso les pedimos que nos repongan los respiradores para estar más tranquilos”. Según Quirós, entregaron 50 respiradores al sector privado. En el Ministerio, confirmaron a este diario que son dados «en comodato» (es decir, en forma gratuita) y luego los devuelven.

Quirós destacó que “la situación de la pandemia en la ciudad está muy difícil. Hay una aceleración muy rápida de la curva de contagios”,  pero luego defendió la línea oficial sobre las clases presenciales: «En la escuela no se producen (los contagios), por eso mantenemos las clases presenciales”.

Ante la admisión del ministro de Salud, Cabandié twitteó de nuevo: «Quirós confesó. Son muy irresponsables».

Por su parte, la diputada Fernanda Vallejos indicó que «los privados del sector salud piden (y obtienen) aumentos. Como contrapartida, no invierten ni en respiradores. En cambio ‘se los presta’ el Gobierno de Larreta, substrayéndoselos al sistema público, que ahora los necesita. Y ese déficit, ¿lo tiene que cubrir Nación?».

El legislador Javier Andrade consideró que «lo que contó Quirós sobre los 50 respiradores pone de manifiesto la alarmante situación del sistema sanitario en CABA, tanto privado como público, y evidencia que cuando las papas queman es el sistema público el que sale a salvar al privado y el Gobierno nacional a Larreta«. «Es indefendible la irresponsable decisión de Larreta de no acompañar las medidas dispuestas por el Presidente Fernández para el AMBA. Su propio Ministro de salud deja expuesta con toda claridad la saturación del sistema», remarcó. 

La intendenta de Quilmes Mayra Mendoza, en tanto, sostuvo que «esta es la verdad: CABA necesita respiradores, que le pide al Gobierno nacional. Todo el resto de las acciones y dichos de Larreta son para hacerle caso a su jefe Mauricio Macri«.

Según comentaron a este diario desde la gestión PRO, más allá de las conversaciones técnicas por temas como este de los respiradores, todo diálogo entre el Gobierno porteño y el Nacional está cortado. (Fuente: Página 12)

A %d blogueros les gusta esto: