Presidido por el Obispo Malfa se celebró ayer el Domingo de Ramos

En el inicio de la Semana Santa

Ayer a la mañana, en la Plazoleta del Bicentenario de Chascomús y con un buen marco de fieles católicos se celebró tal como estaba previsto y había anticipado este diario, el Domingo de Ramos presidido por el Obispo de Chascomús Monseñor Carlos Malfa, acontecimiento que marcó el fin de la Cuaresma (la preparación antes de la
Pascua) y el inicio de la Semana Santa, cuando se celebra la pasión, crucifixión, muerte y resurrección de Cristo.
Como es de público conocimiento, el Domingo de Ramos es el día en que los cristianos conmemoran la entrada de Jesús en Jerusalén y su aclamación como el Hijo de Dios.
Según los evangelios canónicos Jesús ingresó triunfalmente sobre un burro a Jerusalén en medio de una multitud que lo aclamaba y le extendía mantos, ramos de olivo y de palma mientras cantaban y vitoreaban: «¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!»;»¡Hosanna en las alturas!».
Los ramos de olivo y de palma que se utilizan en la celebración del Domingo de Ramos son un símbolo de la bendición de Dios, de su protección y ayuda. Además, el color litúrgico de la celebración es el rojo, que representa la Pasión del Señor.
La misa oficiada por Monseñor Carlos Humerto Malfa tuvo dos momentos importantes, la procesión y bendición de los ramos y la lectura de la Pasión del Señor.
Por otra parte se informó que mañana Martes Santo, a las 19 horas, como cada año en Iglesia Catedral Nuestra Señora de La Merced, el Obispo Diocesano de Chascomús Carlos Malfa, presidirá la Misa Crismal, que será concelebrada por los sacerdotes de la Diócesis.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: