Radicales lanzaron un “manifiesto” con reclamos al Gobierno y una advertencia al PRO

Aseguraron que se vive un momento de “gravedad institucional” y se pronunciaron en contra de suspender las PASO. Pero también le pidieron a sus socios más participación.

La mayoría de los diputados y senadores del radicalismo publicaron este viernes un documento en el que cuestionaron al Gobierno por la situación de “gravedad institucional”, pero también enviaron un mensaje interno al PRO en la antesala al armado de listas para las elecciones legislativas de este año.

40 de los 60 legisladores  nacionales del radicalismo suscribieron un documento titulado “Manifiesto por la esperanza democrática”, donde aseguraron que “enfrentamos la situación de mayor gravedad institucional y fragilidad nacional que hayamos vivido desde la restauración democrática”.

Pero en medio de las críticas al Gobierno el documento filtra también un claro pedido hacia sus socios de Juntos por el Cambio, principalmente del PRO, con quienes pugnan por obtener mayor protagonismo en la toma de decisiones de la alianza. 

En el extenso documento, los dirigentes radicales críticos insistieron en mantener las elecciones Primarias frente a la propuesta de muchos gobernadores (incluso tres de ellos radicales) de suspender esos comicios por este año. En ese marco, llamaron a “respetar la legislación electoral vigente sin alteraciones bruscas”, y aseguraron que eso “es una garantía para la legitimación del proceso democrático”.

El mensaje tiene doble filo: a la vez que reclama al Gobierno por la continuidad de las PASO, también pondera las Primarias como una herramienta para dirimir cuestiones internas, un tema urticante para el PRO, que hasta ahora dominó el reparto de espacios de poder en la alianza.

“Deseamos consolidar la unidad de Juntos por el Cambio, como herramienta imprescindible para una alternativa de poder y aspiramos a encabezar con pensamiento y acción renovados los desafíos electorales que se avecinan”, indica el documento. 

En ese marco, pidieron “reglas claras de competencia y colaboración”, y exigieron “el compromiso formal de un acuerdo programático”. 

También parece tomar distancia de los “halcones” del PRO, al cuestionar a “las dos minorías intensas y movilizadas que esperan que el fracaso del otro les allane el camino al poder, sin reparar en el enorme costo en sufrimiento y empobrecimiento que eso implica para la mayoría de nuestras y nuestros compatriotas”. 

Entre los firmantes del documento aparecen los nombres de los jefes de bloques radicales del Senado, Luis Naidenoff, y Diputados, Mario Negri; el exsenador Ernesto Sanz -fundador de Cambiemos junto a Mauricio Macri y Elisa Carrió-, Lilia Puig, Jesús Rodriguez, Facundo Suarez Lastra y Fabio Quetglas. También suscribió el jefe de los diputados provinciales de Juntos por el Cambio y aspirante a presidir el Comité Provincia de la UCR, Maximiliano Abad.

En cambio, no aparecen el titular de la UCR nacional, Alfredo Cornejo, ni los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdez (Corrientes). Tampoco estampó su firma el senador nacional Martín Losteau, quien busca hacer pie en el provincia de Buenos Aires a partir de su alianza con el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, rival interno de Abad en las internas del radicalismo bonaerense.

Propuestas

En el “Manifiesto” los radicales se comprometieron a “enfocarnos en cómo generar riqueza en nuestra Nación, cómo construir un modelo económico moderno y competitivo, imbuido de una profunda concepción social”. 

Por otro lado, indicaron que “los radicales no debemos dejarnos ganar por un ánimo vengativo ni obrar en el mismo sentido. No corresponde nunca, menos en una crisis como la que vivimos”, pero marcaron que “en lo que no podemos dejar de ser absolutamente intransigentes es frente a la mentira, frente a la corrupción y frente a los avances contra la Constitución y la ley. Para eso ni paciencia ni tolerancia”.

“El camino requiere propuestas claras de integración y cohesión social hacia quienes se van convirtiendo en la mayoría en este país, los desplazados y desplazadas, los excluidos y excluidas a tal punto que al perder la esperanza perdieron hasta la expectativa de encontrar nuevamente un rol productivo que sostenga su autoestima”, asegura el escrito. (DIB) JG

A %d blogueros les gusta esto: