Sebastián Placenave: “la comunidad ha colaborado mucho con la recolección en contenedores”

El secretario de Obras y Servicios Públicos destacó la buena predisposición de los vecinos que dejaron de utilizar los canastos domiciliarios y aceptaron rápidamente la modalidad que se inició hace algunas semanas.
“En julio, vamos a extender este servicio a otros siete barrios, en la tercera etapa de este plan que busca eliminar paulatinamente la recolección de residuos puerta a puerta, para reorganizar y hacer más eficiente el trabajo. En este momento, estamos evaluando si en alguno de esos lugares hay que instalar algún contenedor más para garantizar la cobertura para todos los vecinos”, destacó.
Se trata de los barrios Baldomero Fernández Moreno, Las Violetas, San Juan Bautista, Esteban Echeverría, Los Aromos, Barrio Parque Chascomús y La Liberata que se sumarán a un gran sector de la ciudad donde ya se desarrolla este sistema y que se espera continuar ampliando.
“Son muy pocos los que aún no se adaptaron a esta nueva modalidad y siguen depositando las bolsas en sus veredas pero, en general, la comunidad ha colaborado mucho y no hay inconvenientes, lo que acelera el servicio y evita la acumulación de basura. A esa gente, les explicamos que el único objetivo es mejorar la higiene de la ciudad y las condiciones de trabajo de los recolectores y lo aceptan sin inconvenientes”, contó.
Por otra parte, el funcionario explicó que la decisión de reiniciar la recolección de ramas y residuos de grandes volúmenes “tiene como finalidad brindar un servicio que debimos interrumpir en la primera etapa del aislamiento y que es muy necesario porque permite mantener las calles en condiciones y evitar focos infecciosos”.
En ese sentido, señaló que los vecinos que realicen limpiezas en patios o jardines que impliquen un gran volumen de ramas o material orgánico, deberán informar previamente al 147 para organizar el retiro de la basura.
“Esto debe hacerse en los casos en los que se trata de gran cantidad de elementos, porque a veces se hacen limpiezas de terrenos y debemos retirar hasta tres o cuatro camiones completos del mismo lugar, lo que implica un trabajo extra que es el que se cobra como Tasa especial por Acarreo y que está pautado por ordenanzas desde hace mucho tiempo”, detalló.
Al respecto, aclaró que “no es necesario el llamado ni se cobrará cuando el material es sólo un montículo o una cantidad pequeña porque es parte de lo que recolecta el servicio de conservación. Diariamente, tenemos once camiones que recorren cuatro barrios cada uno juntando esos residuos o procesándolo a través de las máquinas chipiadoras”.

A %d blogueros les gusta esto: