Trump no entregará el mando a su sucesor, pero le deseó suerte en un video

Donald Trump pregonó los logros de su administración y le deseó suerte a su sucesor en unvideode despedida. Lo grabó mientras pasaba su último día completo en el cargo.

«Esta semana inauguramos una nueva administración y oramos por su éxito en mantener a Estados Unidos seguro y próspero», dijo Trump en el video «discurso de despedida», publicado por la Casa Blanca menos de 24 horas antes de la toma de posesión del presidente electo JoeBiden.

El presidente saliente agrega: “Extendemos nuestros mejores deseos. Y también queremos que tengan suerte, una palabra muy importante”. Trump, quien pasó meses tratando de deslegitimar la victoria de Biden con acusaciones infundadas de fraude electoral masivo, referenció repetidamente la»próxima administración», pero se negó a pronunciar el nombre deBiden.

Muchos de los partidarios de Trump siguen creyendo que le robaron las elecciones, a pesar de que una larga lista de jueces, funcionarios estatales republicanos e incluso el propio gobierno saliente han dicho que no hay pruebas que respalden esa afirmación.

Trump en su discurso trató de presentar su presidencia como un triunfo para la gente común, reseña la agencia Associated Press ya que destacó lo que considera sus principales logros, incluidos los esfuerzos para normalizar las relaciones en Oriente Medio, el desarrollo de vacunas contra el coronavirus y la creación de una nueva Fuerza Espacial.

“Como presidente, mi principal prioridad, mi preocupación constante, siempre ha sido el mejor interés de los trabajadores estadounidenses y las familias estadounidenses. No busqué el camino más fácil; de lejos, en realidad fue el más difícil. No busqué el camino que recibiría la menor crítica. Asumí las batallas más duras, las peleas más duras, las decisiones más difíciles porque eso es lo que me eligieron para hacer», se ufanó.

Trump ha permanecido en gran parte fuera de la vista desde que sus partidarios irrumpieron en el edificio del Capitolio a principios de este mes, tratando de detener la transferencia pacífica del poder.

Los ayudantes lo habían instado a que pasara sus últimos días en el cargo participando en una serie de eventos para pulir el legado. Pero Trump, que sigue consumido por la ira y el agravio por su derrota electoral, se negó en gran medida.

No se le ha visto en público desde la semana pasada, cuando viajó a Texas para una última oportunidad para tomar fotografías en el muro fronterizo que presionó con tanta firmeza durante su presidencia. (Fuente: La Prensa)

A %d blogueros les gusta esto: