Una fábrica recuperada en 2003 por una cooperativa, en peligro de cierre

En Tres de Febrero

Cintoplom, es una fabrica de pinturas y barnices que funciona en Tres de Febrero y está autogestionada por sus trabajadores desde 2003. De ella viven al menos cincuenta familias. Sin embargo un veto de la gobernadora María Eugenia Vidal pondría en peligro su expropiación definitiva.
Un grupo de trabajadores que habian sido despedidos, decidió volver a la planta y reactivar la producción desde un perfil autogestivo.
Lo que vamos a hacer inmediatamente es valernos de la ley de quiebra, tenemos la opción de compra. Si tenemos que hacer otra cosa, seguro la vamos a hacer.
Sin embargo, cuando ingresaron a la fábrica, se encontraron con que “estaba vaciada”, ya que se habían llevado las máquinas y herramientas de mayor valor.
Desde 2003 a la fecha, las cincuenta familias que viven de la empresa ubicada en la localidad de Tres de Febrero, han logrado mantener la producción. Pero luego de que la gobernadora María Eugenia Vidal firmara el veto a la ley que permitía la expropiación definitiva de Cintoplom, el futuro de los y las trabajadoras es incierto.
“En un principio nos perjudica de muchas formas. Hay incertidumbre al sentirse en el aire en esta situación”, graficó Jose Silva, presidente de la Cooperativa.
Silva explicó que “somos cincuenta familias que dependemos de Cintoplom. Fabricamos 20 personas y el resto hacen los repartos y las ventas. Nuestra fábrica quebró en 2002. El contexto del país en esos años era duro, no habia trabajo en ningun lado y por nuestra edad era más dificil conseguir todavía. De un dia a otro quedamos en la calle. Nosotros fuimos los últimos que nos quedamos, cuando tuvimos que cerrar la puerta e irnos”, explicó Silva.
El presidente de la Cooperativa detallo cuáles fueron los pasos que tomaron hasta decidir entrar de nuevo a la fábrica, pero esta vez con la idea de recuperarla desde sus propios metodos.
Silva cuenta que después de un año del cierre, un compañero se contactó con gente de fabricas recuperadas, “hablamos con ellos e intentamos hacer la experiencia, con muchas dudas pero la iniciamos”.
“En 2004 entramos, la fabrica estaba vaciada y saqueada. Las cosas de mayor valor, se las habían llevado. Pensabamos que estaba intacta, pero se llevaron todo”, recordó.
El miembro de la cooperativa cuenta que ingresaron a través de la orden que les dio un Juez y que estuvieron al menos seis meses sin luz eléctrica y otros servicios básicos. “Hasta el dia de hoy estamos trabajando en un 95%. Todo lo que produce la fábrica, queda ahí, no nos queda gran ganancia”, se sincera.
Ahora frente al Decreto 229/2017 que tomó la gobernadora al igual que con otras fábricas recuperadas en la provincia, -veto de una ley que ya habia sido aprobada en mayo para darle tres años de prorroga a la expropiación de la fábrica- los trabajadores de la cooperativa de Cintoplom analizan la situación:
“Lo que vamos a hacer inmediatamente es valernos de la ley de quiebra, tenemos la opción de compra. Si tenemos que hacer otra cosa, seguro la vamos a hacer”, manifiestó Silva. El presidente de la Cooperativa describe que “como está la situación del país hoy hay cosas que no se pueden hacer”, en referencia al veto realizado por la gobernadora.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*