Una nueva etapa de identificaciones en Darwin podría comenzar entre fines 2020 y principios 2021

Se trata del trabajo de campo en el cementerio para identificar los soldados caídos en la guerra de Malvinas que se realizará en ese período, estimó el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, tras el acuerdo con el Reino Unido.

El trabajo de campo en el cementerio de Darwin para avanzar con la segunda etapa de la identificación de los soldados caídos en la guerra de Malvinas se realizará entre fines de 2020 y el primer semestre de 2021, estimó el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, tras el acuerdo alcanzado esta semana con el Reino Unido.

En una entrevista con Télam, Filmus destacó la «buena actitud» del Gobierno británico en avanzar con la segunda etapa del proyecto humanitario nacido en el 2012 por impulso de la Argentina que, dijo, representa para el Gobierno nacional una «política de Estado».

De esta manera, Filmus se refirió al acuerdo entre Buenos Aires y Londres alcanzado para iniciar los trabajos de identificación de los cuerpos depositados en una tumba colectiva en el cementerio de Darwin y anticipó que podrían iniciarse entre fines de 2020 y el primer semestre de 2021.

En tanto, la Secretaría de Malvinas se dispone a avanzar en lo que será la tercera fase del programa, con los trabajos forenses en la última tumba, ubicada fuera del cementerio argentino de Darwin.

El funcionario de la Cancillería celebró la «buena» disposición de la administración del premier británico, Boris Johnson, en generar un «paraguas» al diferendo entre ambos países por la soberanía de las Islas, para atender el «reclamo humanitario de los familiares» de los soldados caídos, cuyos cuerpos siguen ser identificados.

«Hay una buena actitud del Reino Unido en continuar con la identificación y que esta cuestión quede al margen de los otros temas sobre los cuales tenemos diferencias con los británicos», evaluó Filmus.

El jueves, a partir de un intercambio de notas diplomáticas, el canciller Felipe Solá, junto al secretario Filmus y el embajador británico en Buenos Aires, Mark Kent, acordaron renovarle el mandato al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para que actúe como intermediario neutral en la identificación de los restos sepultados en la tumba C.1.10 del cementerio de Darwin.

Se trata de una tumba que había sido excluida del ámbito de aplicación del Plan Proyecto Humanitario llevado a cabo en 2017, por no tratarse de una tumba anónima, pero, luego, se pudo constatar que los restos de tres soldados cuyos nombres figuraban en la placa se encontraban en realidad en otras, que fueron debidamente identificadas en esa oportunidad, precisaron desde el Palacio San Martín.

Ahora, ambos Gobiernos coincidieron en la importancia de continuar el proceso de identificación de los restos enterrados en la tumba colectiva, en la que se desconoce cuántos soldados están sepultados.

La existencia de tumbas múltiples ha sido por años un tema recurrente entre los familiares de los soldados caídos y los veteranos de guerra cuando viajaban a visitar a sus deudos en Darwin.

En los próximos días y tras el intercambio de notas, que establece una salvaguardia a la soberanía de las Islas durante todo el proceso, los expertos forenses del CICR, del Equipo de Argentino de Antropología Forense y del Reino Unido, iniciarán, en Ginebra, la elaboración del protocolo técnico para los trabajos de identificación.

Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus

Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus

Dada la complejidad que representa las tareas de identificación de los cuerpos depositados en una tumba colectiva, sumada a las dificultades a raíz de la pandemia de Covid-19, los trabajos de campo se iniciarían, entre fines de 2020 y el primer semestre de 2021, estimó Filmus.

En la primera etapa del programa, que se inició en el 2012 por impulso del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y se ejecutó entre junio y agosto de 2017, se logró la identificación de 115 soldados argentinos caídos durante el conflicto bélico de 1982, tras la exhumación de 122 tumbas con la inscripción «Soldado argentino sólo conocido por Dios».

Esas identificaciones, mediante análisis de ADN sobre los restos de soldados argentinos NN, fue posible luego de varios años de trabajo en todo el país, de consultas con los familiares, y de las correspondientes tomas de muestras genéticas.

En el encuentro con el embajaor Kent, el canciller Solá recordó los «legítimos e imprescriptibles derechos de soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes».

Además, reiteró «la permanente y sincera disposición del país a reanudar el proceso negociador bilateral con el Reino Unido», en conformidad con la resolución 2065, recientemente ratificada por el Comité Especial de Descolonización de la ONU (C-24).

El acuerdo celebrado por Solá y Kent se produjo en momentos en que el Gobierno nacional exhibe avances, tanto en el orden interno como externo, en su estrategia para consolidar el reclamo soberano sobre el archipiélago.

A la última declaración de C-24, se sumaron la sanción parlamentaria de las leyes de creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas y de demarcación del nuevo límite exterior de la Plataforma Continental Argentina.

Mientras una tercera iniciativa, que actualiza las multas a los buques que pescan ilegalmente en aguas argentinas obtuvo esta semana media sanción en la Cámara de Diputados.

«Para nuestro Gobierno la soberanía de Malvinas y el Atlántico Sur debe ser una política de Estado, de igual modo que lo es avanzar con el proyecto humanitario para que todos los familiares de los soldados caídos sepan dónde están sus hijos», resaltó Filmus.

La Comisión de Familiares de Soldados Caídos en Malvinas también celebró el inicio de la segunda etapa de los trabajos de identificación.

Su presidenta, María Fernanda Araujo, hermana de Elvio, uno de los 115 soldados ya identificados, expresó a Télam el «total apoyo» de la Comisión al acuerdo que permitirá que «la mayoría de los familiares tengan la misma paz que tuvimos nosotros cuando nos dijeron que nuestro ser amado estaba en el cementerio y cuál era la ubicación».

Con todo, Araujo renovó el pedido de la Comisión para que los familiares estén «incluidos», como lo vienen haciendo desde hace cuatro años, en el nuevo proceso de intensificaciones.

Por su parte, Kent agradeció al Comité Internacional de la Cruz Roja, a la Cancillería Argentina, al Gobierno de las Islas, a los isleños y a los familiares de los caídos por «contribuir a hacer realidad este proyecto».

A %d blogueros les gusta esto: