Villa Cildañez: buscan a un cartonero acusado de secuestrar a una nena de 7 en situación de calle

Maia Veloso es intensamente buscada tras llevar varias horas desaparecida. Protesta de los vecinos

En las últimas horas, el asentamiento Cildañez en la zona de Parque Avellaneda se convirtió en el foco de una tensa situación que continúa irresuelta: según confirmaron fuentes policiales a Infobae, un cartonero conocido por el nombre de “Carlitos” es buscado por secuestrar a una nena de siete años.

La denuncia por la desaparición de Maia Veloso fue hecha por la propia madre de la menor en la Comisaría Vecina 9C, a veinte cuadras del asentamiento. La mujer, en situación de calle, que frecuentaba junto a su hija la zona de la colectora de la Autopista Dellepiane frente al asentamiento, aseguró que tres semanas antes había conocido a “Carlitos” y que había comenzado a recolectar residuos para revenderlos junto al hombre. Ayer lunes, poco antes del mediodía, le pidió ir con su hija a cambiar la bicicleta de la menor “por una más grande”.

Así, la mujer supuestamente consintió que el cartonero vaya con su hija, con rumbo desconocido. Su hija no regresó. “Carlitos” tampoco. La mujer, que es analfabeta, con otros hijos que viven en la zona de González Catán, pudo describir al cartonero, del cual desconoce su nombre completo. Lo describió como un hombre delgado, de barba candado, pantalón largo, remera negra, pantalón negro, zapatillas blancas.

La Fiscalía N°54 de Laura Belloqui inició un expediente por la desaparición de la menor, con la división Búsqueda de Personas de la Policía de la Ciudad a cargo de hallarla y de recolectar información sobre su paradero.

"Carlitos", el cartonero buscado. «Carlitos», el cartonero buscado.

En medio de la situación, vecinos del asentamiento protestaron con un corte en la Autopista, que fue desactivado.

De acuerdo a un testigo, ayer, aproximadamente a las 11 horas, se observó a un cartonero que sacaba la bicicleta de la menor desaparecida, de un contenedor de basura en Dellepianne y Miralla para intentar llevársela. Dos tíos de Maia lo interceptaron para quitarle la bicicleta y entregarla a una delegada del asentamiento. Sin embargo, ese hombre no sería el sospechoso. La escena fue filmada por una cámara de seguridad.

Sin embargo, Maia continúa sin rastros. Diversos posteos en redes sociales acusan a un hombre ex vecino del barrio Zabaleta con dos condenas previas por robo e intento de robo, acusado de intentar entrar a la fuerza a un kiosko en plena noche, aunque el nombre publicado fue desmentido por investigadores.

FUENTE:INFOBAE

A %d blogueros les gusta esto: