“Algunos jóvenes consideran los efectos del alcohol como positivos cuando en realidad no lo son”

Juan José Melani

El Juez de Faltas fue entrevistado en Radio UNO, donde manifestó su preocupación por el incremento de infracciones vinculadas al consumo de alcohol y manejo – Resaltó que es también una clara cuestión de salud.

La reducción de la cantidad de infracciones de tránsito generó un dato positivo en la Comuna, aunque con la preocupación del incremento de situaciones de conductores bajo los efectos del alcohol, motivo por el cual fue entrevistado en Radio UNO 102.1 el Juez de Faltas municipal, Dr. Juan José Melani.
El funcionario judicial local comentó sobre las estadísticas arrojadas a lo largo del 2018 que “en comparación con los primeros meses del año pasado han bajado proporcionalmente casi en un 50% las infracciones de tránsito en la ciudad, en el 2017 fue superior a 6 mil y este año apenas superior a 3 mil”.
Considerando sobre esto que “la estadística muestra que claramente se están cometiendo menos conductas ilícitas”.
Sin embargo, en diálogo con el periodista Alfredo Perona durante el programa ‘Tardes El Trébol’, Melani se mostró preocupado por los individuos que conducen tras haber consumido alcohol: “respecto a la alcoholemia lamentablemente la estadística ha aumentado casi en un 20% en comparación con el año pasado a pesar de que los operativos se realizan con la misma regularidad de siempre”, manifestó.
Al detallar algunas cuestiones vinculadas a este tipo de infracciones, el responsable el Juzgado de Faltas expresó que “cuando se localizan infractores con alcohol en sangre conduciendo los fines de semana la mayoría es gente joven”, aunque aclaró sobre los controles que “los operativos de alcohol se hacen todos los días y a toda hora, pero los fines de semana a la noche una gran cantidad de los vecinos que no cumplen con los límites son jóvenes”.
No obstante, el letrado chascomunense se mostró conforme con la modificación producida en las conductas de tránsito, manifestando que “han cambiado mucho los hábitos, así lo muestran las estadísticas, en cuanto a cómo se estaciona, de qué manera, y cómo se maneja porque antes se lo hacía mucho en contramano. Ese tipo de conductas han sido modificadas para bien”, aunque sí fue crítico con respecto a la combinación de manejo y alcohol al resaltar que “en alcoholemia se aumentó a mi gusto de manera preocupante, y esto es general en todos los jóvenes de la Provincia de Buenos Aires; se han hecho distintos informes desde ‘Luchemos por la Vida’ y otros organismos y les dio el mismo resultado”.
Melani remarcó que la problemática del consumo del alcohol por parte de conductores es generalizada, indicando que “esto llevó a la decisión del gobierno provincial de modificar la Ley de Tránsito y hacer más gravosas las penas en lo que a inhabilitaciones se refiere”; afirmando que “hay una frase que dice que somos hijos del rigor y lamentablemente así es”; asegurando que “a medida que nos aplican sanciones nos comportamos de manera correcta”.
A su vez, concluyó que “es propio del argentino hacer trampas con respecto a las normas, y eso nos lleva a una sociedad como la que vivimos hoy, sin pensar que la conducta contraria a la norma mía perjudica al de al lado”, resaltando que “son hábitos que hay que corregirlos, pero lleva tiempo porque es una cuestión de educación”.
Al referirse nuevamente al consumo de alcohol y el manejo, Melani dejó en claro que “me refiero al tránsito, pero ésta es también una clara cuestión de salud”, comentando sobre el hecho de que la mayor parte de estas infracciones sean en ámbitos de la juventud donde se “consideran algunos efectos del alcohol como positivos, cuando en realidad no lo son; la desinhibición no siempre es buena porque justamente los lleva a cometer acciones imprudentes o peligrosas como manejar bajo esos efectos”, expresando en torno a esto que “por ahí por pertenecer a determinado grupo, o la falta de personalidad para decir ‘no’ cuando hay que decirlo es bastante típico en los jóvenes”.
Al ser consultado sobre las nuevas sanciones que establecerá la Ley Provincial para quienes conduzcan bajo los efectos del alcohol, Melani comentó que “si no recuerdo mal los plazos se han incrementado en mucho, por ejemplo una persona que conduce con alcohol en sangre superior a 0,50 y hasta 0,99 se lo inhabilita por 6 meses, y en caso de que vaya de 1,00 a 1,5 de alcohol en sangre en 12 y superior a eso la inhabilitación es de 18”, añadiendo que “el gobierno actual ha tomado esta problemática y está dando charlas en todos los colegios al respecto, abordando el tema de una manera muy responsable”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.