Se conocieron más detalles del robo que sufrió una comerciante de calle Belgrano

Durante la tarde del miércoles, a través de FM Por siempre se informaba sobre un hurto que tuvo lugar en la zona céntrica de la ciudad.
Ayer fue entrevistado el comerciante de dicho local ubicado en calle Belgrano al 200, donde contó la señora que el local de comidas se encuentra conectado en la parte trasera con el de al lado; ambos de los mismos propietarios.
Al llegar al lugar, la propietaria abrió primeramente el “Pet Shop”, dejando la puerta cerrada y se aproximó a abrir el otro local, momento en el que ingresó un joven consultando el paradero de su marido, quien no se encontraba en ese momento.
Según lo describe, el joven se encontraba nervioso, el extraño argumentaba que venía en busca de un dinero a razón de tener que viajar a Mar del Plata en las próximas horas para participar de una publicidad de una empresa famosa de televisión deportiva. Al obtener la negativa, el joven insiste en la obtención del dinero, a lo cual la propietaria sugiere que se acerque más tarde, cuando se encuentre el marido.
Al alejarse de este local para atender el otro, según dijo la víctima, el joven aprovechó para tomar el dinero de la caja y también un celular. Al sentir el ruido de la puerta, la propietaria se acercó y descubrió la caja registradora abierta y la ausencia de su teléfono, con lo cual la conclusión que saca es que dicho joven fue quien hurto el dinero y el móvil.
Más tarde y cotejando información con comerciantes lindantes, es una persona conocida en la zona que siempre suele ir a buscar dinero para las publicidades y que tiene un carácter puntualmente agresivo.
Pero esto no termina aquí, unos minutos más tarde ingresó un hombre adulto diciendo que era cliente del negocio, dato erróneo dado que la propietaria nunca tuvo contacto con este sujeto, y le solicita $50 porque decía ser remisero y tenía su vehículo roto en la localidad de Ranchos. Al recibir un no como respuesta, se va del lugar y de acerca a la pañalera de al lado, ahí pide precio de pañales e intenta provocar que la empleada se vaya hacia el depósito argumentando que lo que solicitaba no se encontraba en el frente del local.
En la tarde a ambos extraños, personas mayores de edad, se los había visto juntos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.