Ahora la Provincia dice que el IPS cerró 2017 con un déficit de $1.180 millones

La cifra, difundida oficialmente en las últimas horas, suman un elemento más al debate abierto por el sistema de jubilaciones públicas de la Provincia y los proyectos extraoficiales que circularon entre legisladores de Cambiemos para una posible «armonización» del IPS con la Anses.
Y marca un fuerte contraste con la información oficial que había difundido el propio organismo previsional y que fue publicada por EL DIA el pasado 28 de enero. En ese momento, señalaron que el organismo previsional había cerrado el ejercicio 2017 con un superávit de 1.248 millones de pesos.
Es que aquel cálculo, explicaron ahora voceros oficiales del IPS que preside Christian Gribaudo, no contempló el pago del medio aguinaldo correspondiente al mes de diciembre a los jubilados.
«El resultado financiero del IPS viene disminuyendo en los últimos años, y en el año 2017 registró un déficit de $1.179 millones», dijeron desde el organismo.
Ese rojo surge de la diferencia entre, por un lado, los ingresos correspondientes a aportes personales, contribuciones patronales e intereses derivados de los bonos previsionales y, por otro, el pago de beneficios a jubilados y pensionados.
Con todo, si no se toma en cuenta el interés de los bonos y se mira el «resultado previsional puro», el déficit en 2017 fue mucho mayor: $5.903,3 millones, dijeron voceros oficiales.
Los datos sobre las finanzas del organismo previsional fueron difundidos en las últimas horas en un informe en el que también se da cuenta de un proceso de achicamiento de la base de activos que sustenta a los pasivos.
En concreto, el IPS informó que al 31 de diciembre de 2017 tenía 879.163 afiliados y 264.774 beneficiarios, por lo que la relación entre afiliados y beneficiarios -conocida como tasa de sustenibilidad demográfica- era 3,3.
Ese total de afiliados, el 46 por ciento corresponden al régimen de Magisterio, 25 por ciento pertenecen a la administración general, 26 por ciento a municipios y el restante 3 al Servicio Penitenciario Bonaerense.
En tanto, la tasa de crecimiento anual de afiliados, o activos, muestra en los últimos años señales de estancamiento y hasta de retroceso.
Entre 2010 y 2011, fue del 4 por ciento. Entre 2011 y 2012, del 3 por ciento. El mismo porcentaje se registró en la tasa de incorporación de activos al sistema entre 2014 y 2015. En tanto, entre 2015 y 2016, el último año de la gestión del ex gobernador Daniel Scioli y el desembarco de María Eugenia Vidal a la Provincia, pasó a ser negativo, al mostrar un retroceso del 1 por ciento.

La proporción de beneficiarios (jubilados y pensionados) es similar: 49% de los afiliados son docentes, 25% pertenecen a la administración general, 23% a municipios y 3% al Servicio Penitenciario.

Con esos números, en el organismo previsional hay luces de alerta por la relación entre activos y pasivos, que tiene como proporción ideal 4 a 1 pero que en la Provincia en 2017 terminó siendo 3,32.

«La relación entre activos y pasivos viene disminuyendo en los últimos años, como resultado del aumento de los activos a una tasa menor que los pasivos, especialmente en dos últimos años», explicaron desde el IPS.

Y detallaron que en 2010 fue de 3,95 (casi en el equilibrio óptimo) y que desde entonces se pasó a 3,93 en 2011; 3,89 en 2012; 3,74 en 2013; 3,73 en 2014; 3,68 en 2015; 3,46 en 2016 y 3,32 en 2017.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: