En la Provincia vuelven a la carga con la prohibición de los “trapitos”

La actividad que desarrollan los “trapitos” volvió a quedar en la mira de la Provincia. Es que la reforma al Código Contravencional que se está proyectando, contempla su prohibición e impone multas y hasta la posibilidad del arresto “preventivo” para los también denominados cuidacoches.
La iniciativa oficial forma parte del paquete de reformas en la Justicia que impulsa la administración de María Eugenia Vidal (ver aparte), y vuelve a poner el foco sobre los “trapitos”, cuyo accionar genera reclamos y denuncias.
“Se le va a apuntar especialmente a lo que ocurre en los recitales y en las canchas de fútbol, donde extorsionan a la gente y la obligan a pagar lo que ellos quieren”, dijeron funcionarios del ministerio de Justicia, donde se trabaja en el tema.
En la Provincia miran el espejo de lo que ocurrió en Capital Federal y cómo fracasó el intento por erradicarlos. “Se estableció que para sancionarlos se debía verificar una actitud amenazante”, dicen en el gobierno de Vidal. Por eso, en la reforma que se proyecta, directamente la actividad de los cuidacoches estará prohibida.
Así, se establecerán multas para quienes la ejerzan. “Cuando la policía los detecte deberá ordenarles que cesen en su actividad y si se niegan, podrán ser arrestados en forma preventiva”, indicaron en el ministerio de Justicia.
En forma accesoria, el juez contravencional que intervenga podrá disponer una pena accesoria de “prohibición de concurrencia”, esto es, impedir que vuelvan al lugar donde se les labró la falta.
A poco más de un mes de la asunción del nuevo gobierno, el ministro de Seguridad Cristian Ritondo, anunció que presentaría un proyecto de ley para prohibir la actividad. Fue en el medio de la conmoción que generó la agresión que sufrió un joven en el distrito de San Martín luego de negarse a pagarle a varios cuidacoches.
Pero esa iniciativa nunca llegó a la Legislatura. Ahora el Gobierno decidió volver a la carga.
Si bien la Provincia plantea en general una prohibición de la actividad, dejará abierta la posibilidad de que los municipios puedan autorizarla. “Sólo podrá haber trapitos si están permitidos por las comunas”, se explicó.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: