Gravísimos incidentes se produjeron ayer afuera del Congreso de la Nación

Mientras sesionaba la Cámara de Diputados

Una serie de incidentes entre los manifestantes que habían concurrido a la Plaza de los Dos Congresos (CABA) para repudiar el proyecto de reforma jubilatoria por el que se intenta bajar los haberes de los jubilados, y efectivos policiales se materializaron ayer a partir de las 13,25 horas, antes de la sesión especial de la Cámara de Diputados, duraron casi cuatro horas.
Los disturbios comenzaron cuando un grupo empezó a arrojar piedras y palos a un cordón de efectivos de la Policía de la Ciudad que custodiaban el vallado que rodea al Congreso de la Nación.
En primera instancia la guardia de infantería se limitó a armar una línea con escudos para evitar el avance del citado grupo, respondiendo hasta ese momento a la orden de una jueza de la Ciudad que impuso un protocolo de actuación que debe respetar la Policía; prohibiendo la resolución que los efectivos utilizarán armas letales.
En el momento en que se desataron los incidentes, dentro del Congreso se realizaba una reunión entre gobernadores y representantes del Gobierno, en la que el oficialismo buscaba obtener un nuevo gesto de respaldo de los mandatarios provinciales a la nueva fórmula de actualización de haberes de los jubilados.
En ese marco, minutos después de la foto el oficialismo logró quórum para debatir la reforma.
Pasadas las 14 horas, comenzó una intensa lluvia de piedras contra los uniformados, que por momentos se vieron desbordados y acorralados contra las vallas dispuestas en Rivadavia y Rodríguez Peña.
En tanto que en el recinto, la discusión entre los diputados se centraba en lo que se estaba produciendo en la calle. Una moción para pedir un cuarto intermedio parecía prosperar; pero Cambiemos optó por continuar con el tratamiento de la polémica reforma previsional.
Afuera, con la continuidad de la sesión se intensificaron los disturbios y la policía empezó a disparar gases, en momentos que ya había numerosos heridos entre los que reclamaban, los efectivos y periodistas que estaban realizando su labor.
Con el correr de los minutos, los efectivos lograron desplazar a los manifestantes hasta más de la mitad de la plaza, en dirección a avenida de Mayo.
No obstante, las refriegas continuaron, toda vez que el grupo logró reamarse y volver a arrojar piedras.
La policía, recibió refuerzos y volvió a avanzar con una formación utilizando gases y disparaban cartuchos con balas de goma, detrás de la cual avanzaba un camión hidrante y luego la policía motorizada.
Una vez despejada la plaza de los Dos Congresos, con gente herida caída en el piso como en un campo de batalla, y como ya ha ocurrido en otras oportunidades, la policía comenzó a detener jóvenes que permanecían en las inmediaciones del Congreso, hubiesen o no participado en la revuelta, sumando alrededor de 40 el número de aprehendidos.
A última hora de la tarde, algunas corridas y choques entre manifestantes y la Policía se registraban en el cruce de las avenidas de Mayo y 9 de Julio.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: