Horas antes de la marcha de Hugo Moyano, Mauricio Macri inaugurará obras en una provincia peronista

El 26 de diciembre de 2015, el recientemente asumido presidente Mauricio Macri recorrió la ciudad entrerriana de Concordia, la más castigada por una nueva crecida del río Uruguay, donde conversó con familias evacuadas en extremo grado de pobreza y se comprometió a «dar una solución definitiva a las inundaciones con las obras de infraestructura que se necesitan».
Dos años después, en el día de la movilización de Hugo Moyano, que será acompañado por los sindicatos y partidos más opositores, Macri eligió viajar a Concordia para recorrer las obras en la defensa sur de la ciudad, la primera parte de un proyecto del Gobierno nacional en el que ya se invirtió 85 millones de pesos y la nueva Planta Potabilizadora de agua.
«Yo estuve acompañando al Presidente ese 26 de diciembre en medio de la tensión de ese momento, con cientos de evacuados y una angustia que era imposible de aguantar, y allí escuché la promesa que hizo», contó el senador Alfredo De Angeli. Agregó que «en Concordia siempre gobernó el peronismo y nunca hizo nada, todos los gobernadores peronistas salieron de Concordia y nunca hicieron nada, tuvo que venir un gobierno no peronista para llegar con soluciones».
En rigor, Concordia sigue siendo gobernada por un peronista, el joven intendente Ernesto Cresto, pero que está enfrentado el ex gobernador Sergio Uribarri, también ex intendente de Concordia. Igualmente distanciado de Uribarri está el actual gobernador, Gustavo Bordet. Ambos, Bordet y Cresto, mantienen un vínculo estrecho con Rogelio Frigerio y el conjunto del Gobierno nacional.
Estas obras, sumadas a cloacas y red de agua potable, dos problemas que eran críticos en Concordia, provocaron que el peronismo pierda las elecciones por primera vez en décadas frente a Cambiemos, que le ganó en las últimas elecciones al Frente Justicialista Somos Entre Ríos por una diferencia ajustada, pero histórica, de 47.13% a 44.49%.
Los resultados en la provincia fueron también favorables a Cambiemos, pero con una diferencia notoriamente más amplia, ya que obtuvo 52.97% contra 37.98% del peronismo.
Macri es esperado a las 10 de la mañana en Concordia, y podría trasladarse también a la localidad de Chajarí, donde está prevista una entrega de vehículos para escuelas agrotécnicas.
Por cierto, no es casualidad que el Presidente decida viajar a una provincia peronista el día de la marcha de Moyano, y para inaugurar obras, donde se mostrará con Bordet y Cresto. Es un mensaje directo al conjunto de la principal fuerza opositora, buscando mostrar vocación de diálogo. Se espera que brinde una conferencia de prensa donde fijaría posición sobre la movilización.
Macri regresará al mediodía a Buenos Aires y se dirigirá a la residencia presidencial de Olivos. En principio, está previsto que se instale allí con gabinete nacional. Nadie pudo confirmar todavía si, al terminar la marcha, algún funcionario dará una evaluación de la jornada.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: