Los concejales recibieron el pedido de respaldo a la Ley 10.606 por parte de las autoridades del Colegio de Farmacéuticos

En el Concejo Deliberante

Esta norma provincial que está vigente desde 1987, durante la gestión como gobernador del radical Alejandro Armendáriz, y que luego fue sostenida por los diferentes gobernantes peronistas, está siendo cuestionada por la empresa Farmacity.

En la presidencia del Honorable Concejo Deliberante, se realizó un encuentro con la Filial de Chascomús del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires junto a los concejales de los diferentes bloques políticos del HCD para tratar varios temas.
En tal sentido, el presidente del Honorable Concejo Deliberante de Chascomús, Osvaldo Casalins (UCR Cambiemos), y los concejales Ramiro Ferrante (Cambiemos), Fernanda Coronel (UxCH) y Gabriel Macchi (Unidad Ciudadana) se reunieron con el presidente y vicepresidente del Colegio, Luis Ferrari y María Graciela Oria.
Por un lado, los representantes de los Farmacéuticos locales presentaron formalmente un proyecto planteado en 2015, el cual tiene como objeto poner en marcha un programa municipal de recolección de medicamentos vencidos y/o en desuso domiciliario por intermedio de las farmacias.
Además de esta propuesta diseñada e impulsada desde el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, los concejales recibieron el pedido de respaldo a la Ley 10.606 por parte de las autoridades de la Filial Chascomús.
Vale recordar que esta norma provincial vigente desde 1987, precisamente desde la gestión como gobernador del radical Alejandro Armendáriz, y que luego fue sostenida por los diferentes gobernantes peronistas, está siendo cuestionada por la empresa Farmacity, la cual logró que la Corte Suprema de Justicia de la Nación retome una causa varias veces juzgada en la justicia provincial.
Es para destacar que la Ley 10.606 establece que las farmacias deben instalarse a una distancia mínima de 300 metros una de otra y a razón de una cada tres mil habitantes.
De esta forma se busca evitar que se concentren sólo en los lugares donde hay mayor demanda comercial en desmedro de otras con menos demanda pero igual necesidad de acceder a medicación.
Además, en virtud de que las farmacias son consideradas un servicio público, la misma norma provincial impide que estén en manos de sociedades anónimas con un propósito exclusivamente comercial.
Ante el planteo del Colegio de Farmacéuticos de Chascomús, los concejales presentes coincidieron en la necesidad de que se respete la Ley 10.606, comprometiéndose a darle forma a respaldo desde el HCD, pero además plantearon la necesidad de empezar a tener farmacias en ciertos barrios de la ciudad.
En el mismo sentido, el Presidente del HCD señaló que “resulta muy importante que desde el colegio de farmacéuticos se involucre con nuestra comunidad en proyectos de salud y solidarios como resulta ser la primera de las propuestas, como así también que se vea con agrado que se acerque la farmacia al vecino de los barrios más alejados”.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: