Magario lanzó un “bono navideño” y criticó que “el cuidado fiscal” sea “a costa de derechos”

La intendenta de La Matanza, Verónica Magario, lanzará un “bono navideño” de 5 mil pesos para los trabajadores municipales, una medida que fue acompañada de un fuerte discurso que denuncia el efecto del “ajuste” de Cambiemos en los matanceros. «Estamos de acuerdo con que tiene que haber responsabilidad fiscal. Pero también demostramos que no es verdad que el cuidado de las cuentas públicas y la disciplina fiscal se tenga que hacer a costa de los derechos y las conquistas sociales, reduciendo el salario, echando gente del estado o sacándole haberes a nuestros jubilados», manifestó la intendenta.
En lo que definió como una «coyuntura económica compleja”, Magario destacó que “los trabajadores, y ahora especialmente nuestros jubilados, parecen ser los únicos que deben absorber el costo social del programa económico aplicado por los gobiernos del presidente Macri y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal».
El municipio de La Matanza, uno de los bastiones del peronismo y un territorio todavía hostil para el oficialismo, reclama la deuda que el gobierno nacional y provincial tiene con la comuna.
Según la propia intendenta Magario, la deuda del gobierno nacional llega a los 1.200 millones de pesos, sumada a la que el gobierno de María Eugenia Vidal tiene con el municipio, la cual supera los 800 millones.
En este sentido, Magario desafío a Macri y Vidal, al indicar que «vamos a otorgar un bono navideño sin que ello signifique descuidar la férrea disciplina fiscal que permite a La Matanza mantener sus cuentas públicas sólidas a pesar de la deuda que Nación tiene con nuestro gobierno”.
Desde el municipio dirigido por el kirchnerismo, plantearon que el bono logrará “acelerar el consumo” en la región, reactivando una economía que no logra despegar.
«El bono llega a los empleados en un fin de año complicado para las familias trabajadoras por una inflación que el INDEC reconoce que estará por encima del 23%”, explicó Magario, quien además agregó el efecto de los nuevos tarifazos que todavía no llegaron.
Finalmente, la intendenta destacó que el ajuste lo terminando “pagando los más débiles” y que las medidas económicas del gobierno nacional y provincial no son de “cambio”, sino que significa “volver al as viejas recetas que en el pasado llevaron a la Argentina a reiteradas crisis”, las cuales siempre terminan con mayor pobreza y un ambiente social explosivo.
«Hacer lo que hay que hacer significa para nosotros esforzarnos por basar el crecimiento, no en la restricción del consumo y de los salarios, sino en la ampliación de la capacidad y el poder adquisitivo de la gente, especialmente de los asalariados y de la clase media», concluyó

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: