Políticos en verano: de la discreción en Punta a la campaña en la costa argentina

En la costa bonaerense, los políticos están ávidos de mostrarse en eventos, capturar la atención y lograr notas. Todo con la mente puesta en la naciente campaña. En Punta del Este , en cambio, prefieren pasar inadvertidos y evitar las cámaras; predomina la convicción de que una imagen de frivolidad puede generar efectos adversos. Son los contrastes del verano electoral.
Hace un año, en la costa atlántica argentina, los celulares estaban apagados. Los voceros, de vacaciones. El esfuerzo estaba puesto en no aparecer. Ahora presentan libros, participan de eventos y baten el parche de sus primeros días de campaña. La gobernadora María Eugenia Vidal , abrigada su agenda de gestión, asomó primero con la inauguración de las playas públicas. Avisó desde aquí, en nota periodística, que recién en febrero se reunirá con el presidente Mauricio Macri y entonces definirán candidaturas. Mientras tanto pasó aquí sus vacaciones, fue al teatro y se la vio como una turista más en la librería de un shopping. Del oficialismo hay que espera algunas visitas de ministros. El primero podría ser Rogelio Frigerio con un recorrido por los móviles que facilitan el trámite de documento nacional de identidad. Llegarían otros antes de fin de mes.
Desde la trinchera de la oposición, Agustín Rossi , quien clama por competir por la presidencia, fue de los primeros en iniciar una gira por la costa bonaerense para presentarse como precandidato. Aquí presentó su libro Hay otro camino en un acto con militancia y declaraciones duras con el actual gobierno.
El otro pasajero frecuente de Mar del Plata y que vuelve con sus escritos bajo el brazo es Daniel Scioli. El título casi parafrasea al de Rossi: El otro camino, se llama. Lo presentará el próximo 13, día de su cumpleaños 62. Otros gobernadores en funciones y siempre con aspiraciones también se tomaron el avión hacia el aire marino. A Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, se lo vio en la primera fila del Mar del Plata Moda Show, el desfile más importante del verano. Muy cerca tenía al secretario general de la gobernación bonaerense, Fabián Perechodnik, y al ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos. Pero todas las miradas se las llevó Mirtha Legrand, estrella de esa noche. En estos dos meses, con programas desde Mar del Plata, acercará cada fin de semana a los principales políticos con aires de candidaturas.
«Viene Massa», se lee en pintadas frescas que lucen en distintos paredones para anticipar el inminente desembarco del líder del Frente Renovador. Pisará suelo marplatense durante la segunda quincena.
Para este fin de semana se anuncia la llegada del gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, para participar del denominado Día de Salta en Mar del Plata, acontecimiento que mostrará gastronomía regional, vinos y música de su provincia.
Luis Barrionuevo, como de costumbre, volverá a reunir a los pesos pesados del gremialismo con un asado. Será el mediodía del 25 en el primer piso del Hotel Presidente Perón, propiedad del gremio del anfitrión, la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina.
Las vertientes del justicialismo, sustentadas en los intendentes más pujantes y experimentados, también sacan ticket a la costa atlántica. Ya programaron otra de las habituales y multitudinarias citas en Santa Teresita, esta vez el próximo 26, y unos días después harán escala en Mar del Plata para reunirse con rectores de universidades de la provincia. Esta semana anduvo por Mar del Plata el diputado nacional Alfredo Olmedo. El salteño sueña y cree que puede ser el Jair Bolsonaro argentino.
En Punta del Este
Entre los que se «dejaron ver» hubo dos: Jorge Telerman y Francisco Cabrera. No tuvieron reparos en participar de salidas y eventos sociales como la exclusiva fiesta del empresario italiano Giuseppe Cipriani, que este verano volvió a abrir su chacra para recibir amigos.
En la vereda de enfrente se posicionaron Horacio Rodríguez Larreta y Juan Manuel Urtubey. El porteño se metió en el bosque, se hospedó en un selecto club de campo llamado Laguna Blanca, en la zona de La Barra, que cuenta con clubhouse, canchas de tenis, paddle, vóley y pileta. En el caso del salteño, para tratar de evitar los flashes adelantó su llegada a la Navidad. Llegó junto a su mujer, la actriz Isabel Macedo, para luego retornar al país y salir de recorrido por su precandidatura presidencial. En el caso del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, llegó antes de fin de año y se quedóhasta el fin de semana de Reyes. Aprovechó para continuar con su rutina mañanera de running.

 

 

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.