Yasky criticó la reforma laboral y marcó los “grandes problemas” que tendrán que atravesar las PyMEs

El secretario general de CTA criticó ayer la reforma laboral, previsional e impositiva que impulsa el Gobierno de Mauricio Macri y dijo que los “jubilados se llevarán la peor parte”. Además, describió los “tres grandes problemas” que tendrán que atravesar las pequeñas empresas.

El secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y diputado electo del kirchnerismo, Hugo Yasky, criticó ayer el proyecto de reforma laboral, previsional e impositiva que impulsa el Gobierno al asegurar que “se trata de un paquete de ajustes” en el que “los jubilados se llevarán la peor parte”.
“El Gobierno pensó que iba a ser un trámite como pasar por una escribanía y evidentemente ha sido muy importante la marcha de la semana pasada. Por su masividad y por su convocatoria se demostró que hay un rechazo muy grande a este paquete de ajuste que por supuesto descarga la peor parte sobre los jubilados”, remarcó el sindicalista en diálogo con Todo No Se Puede, el programa radial de Matías Sáez y Albino Aguirre que se emite por Fm Cielo.
También, Yasky dijo que “la reforma fiscal y laboral son un claro ejemplo de lo que significa gobernar para los ricos”. Sobre este último precisó que de aprobarse la iniciativa de Cambiemos “se va a abaratar el costo del trabajo y sobre todo se va a disminuir el poder de los trabajadores en términos colectivos de poder establecer reglas de juego frente a las patronales”.
En este sentido, y al ser consultado sobre si la reforma benéfica a las grandes empresas o las pequeñas, el diputado electo de Unidad Ciudadana aseguró: “Esto beneficia sólo a las grandes empresas que son las que hoy tienen problemas con el tema de, por ejemplo, el fraude laboral”.
“El problema de las PyMEs es otro, no es el costo del salario sino la falta de capacidad de consumo de los sectores populares. El otro gran problema es el ingreso de mercadería importada que genera competencia desleal y las pone contra las cuerdas. Y un tercer problema es el alto costo de la energía”, agregó.
“Está claro que el Gobierno pretende quebrar la capacidad de respuesta de los trabajadores y para eso acciona sobre algunos dirigentes sindicales sobre los que utiliza la estrategia del palo y la zanahoria. A veces seducción y otras amenazas y hay algunos dirigentes sindicales que defeccionan”, criticó.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: