Carta abierta al Sr. Intendente

Correo del Lector

Sr. Intendente de Chascomús Javier Gastón, me dirijo a usted por este medio, ya que mis solicitudes de audiencia no han tenido respuesta.
Este año cumplí 40 años de médico, desde 1973 he prestado servicios en distintos Hospitales y Servicios de Salud en niveles que van desde “practicante de guardia” a jefatura de servicios incluso suplencias en la dirección. No pertenezco ni tengo contacto con agrupaciones políticas.
Tengo título de médico, especialista en medicina interna y especialista en urología.
Asistí desde 1985 hasta finales del 2014 al Hospital Municipal de Chascomús y he ejercido en el Hospital de Ranchos, Castelli, Lezama y Pila. Por lo antedicho me considero un “observador medianamente calificado”. Desde el 12 hasta el 29 de abril último, he acompañado la internación de mi madre en distintos horarios y distintas situaciones en nuestro Hospital Municipal. Hecho que me permitió apreciar un importante deterioro en la calidad de atención de distintas áreas de la institución. Considero que este es el hospital más operativo de la zona, sin embargo, ha perdido coordinación entre y dentro de algunos servicios. Los motivos: Si bien en general hay un aceptable nivel de formación, la misma ocurrió en los más variados centros, lo que hace que ante una situación los criterios de actuación sean distintos, si la situación se prolonga se escuchan dispares opiniones y se ven distintas conductas en un mismo paciente día a día, incluso el mismo día. Esto no contribuye en nada a una buena relación médico paciente-familiar y atenta contra los buenos resultados.
Usted puede tener un buen profesional que además es buena persona, pero si lo pone a ejercer una función para la cual no es competente, los resultados no van a ser los deseados. Podemos tener una estructura edilicia funcional y aparatología de última generación, pero si el personal no esta comprometido y motivado no puede funcionar bien. Si salimos a tapar agujeros, buscando solamente títulos y matrículas sin ningún compromiso con la institución y la población, probablemente estemos reclutando “mercenarios de la medicina”. Es claro que esta no es una institución para formar médicos, acá hay que venir formado, a no ser que se busque “mano de obra barata”. Ya hemos padecido la presencia en la salud local, de “iluminados” que se autorreferenciaban como exitosos en otras localidades y provocaron un daño que llevó años solucionar. Es obvio que los platos rotos hoy, serán pagados por gestiones venideras, pero siempre por el Municipio de Chascomús.
Si una institución no tiene responsables de áreas competentes y estos un coordinador capaz, se transforma en un grupo de individualidades que indefectiblemente nos lleva a la anarquía. Con el único interés de tener un hospital mejor y que esto ocurra desde su gestión, cumplo en trasmitirle mi observación. Sin más lo saludo muy atte.

Claudio Alberto Botta
Medico MP: 36129 MN: 51410

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: