La Orquesta Escuela, al compás del tango, un sueño hecho realidad

Carta del Lector

Educar es animar, poner el alma, dar la vida.
Educar no sólo es instruir. Educar es ayudar a dar a luz lo que el otro ya tiene dentro.
Ser educador es ser capaz de hacer” crecer por dentro”, de movilizar las aptitudes individuales, para que ninguno caiga en la tentación de enterrar sus talentos.
Ser educador es despertar la capacidad de una voluntad responsable.
Ser educador es enseñar a resolver situaciones, no resolverlas; es tutelar como un vigía. Es acompañar, es alentar.
Ser educador es tener pronta las manos para amasar encuentros, zurciendo penurias, tejiendo caminos…
(Extraído de” El desafío de ser educador” de Leonor Lazarini y “ Manos que aman” de Susana Abecasis).
Y esa es la labor, el objetivo de esta querida Orquesta Escuela que, año a año nos demuestran, a través de sus presentaciones, cuánto han crecido, cuánta dedicación y estudio puesto de manifiesto en cada concierto; y esa maravillosa comunicación entre profesor y alumno, alumno profesor, se ve, se palpa, se siente de sólo verlos sobre el escenario..Miradas, sonrisas, una palmadita, un guiño… y ahí está la verdadera vocación del maestro capaz de extraer todo lo mejor de sus alumnos.
El sábado 25 de agosto, las puertas del Teatro Brazzola se abrieron una vez más para recibir a la Orquesta Escuela.
¡¡Qué orgullo!! ¡¡Qué emoción¡¡ El debut de la Orquesta Infantil de Tango, junto a dos grandes Maestros Pablo Agri ( violín) y Horacio Romo ( en bandoneón).
La Cumparsita de Gerardo Matos Rodriquez y el Choclo de Angel Villoldo, fueron las dos interpretaciones elegidas para esta ocasión.
Los profesores Filarmónicos Octavio Luna y Karina de la Canal prepararon este concierto en articulación con la Cátedra de Bandoneón a cargo del Maestro Horacio Romo y la asistencia de Rosario Nápoli.
Aplausos, más aplausos que obligaron a un bis, fue la respuesta de un público expectante que siguió con interés y simpatía a esta muy joven agrupación orquestal.
La trayectoria de dos grandes de la música como Horacio Romo y Pablo Agri, estaba plasmada en los programas de mano. Sin palabras.
Más allá de los títulos obtenidos, de la discografía y las numerosas presentaciones de ambos, en distintas partes del mundo, sobresale su enorme humildad.
Una frase quedó flotando… ”somos nosotros los que nos sentimos orgullosos de participar en este concierto…” Palabras más, palabras menos, ese era el sentir de estos dos maestros.
Más aplausos, más tangos y un mini recital de los maestros invitados, que demuestran por qué están donde están. Inolvidable.
Las obras seleccionadas fueron: Bruno y Sara de Astor Piazzolla; Ëramos tan jóvenes de Leopoldo Federico y Nada de J. Dames.
Y los aplausos se duplicaron.El broche de oro fue la presentación de la Orquesta Filarmónica de Chascomús teniendo como solistas a Horacio Romo y Pablo Agri, siendo Coordinador Artístico y Técnico de la Filarmónica el Maestro Igor Lara.
Los temas elegidos fueron: El Julián Aguirre, con arreglos de Pablo Agri; Tanti Anni Prima, de Astor Piazzolla; Un tango desde adentro, de Antonio Agri- J. Carli. Arreglos de José Carli.; Oblivion y Adiós Nonino de Astor Piazzolla.
El público, de pie, selló con aplausos y más aplausos el extraordinario concierto ofrecido por la Orquesta Infantil de Tango y la Orquesta Filarmónica , junto a los Maestros Agri y Romo.
Sobre el escenario se intercambian saludos, abrazos, regalos, emoción y brazos en alto a manera de despedida; en la sala los comentarios, el encuentro con amigos y la enorme satisfacción de haber pasado una hermosa e inolvidable velada al ritmo del dos por cuatr

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.