Clausuraron la fiesta del Fortín y se produjeron graves incidentes

Fiesta de navidad

La fiesta más importante de la ciudad durante la noche de navidad fue clausurada por el REBA, y se sucedieron algunos incidentes que terminaron con represión y un disparo de bala de un catucho de estruendo.
Una situación de desconcierto, temor e incertidumbre se vivió en el ingreso a la tradicional fiesta “Aire” en el Fortín de Chascomús.
Allí varios jóvenes que concurrieron al lugar hicieron saber que el descontrol comenzó cuando inspectores del ReBA clausuraron la fiesta por haber detectado la presencia de menores consumiendo alcohol, entre otras irregularidades.

Acto seguido se produjeron una serie de incidentes con la gran cantidad de jóvenes que esperaban para ingresar al predio, por lo que algunos habrían comenzado a tirar piedras hacia el interior de la fiesta.
Posteriormente y atento los trascendidos, los agentes policiales que acompañaron a los inspectores del ReBA habrían realizado algún disparo de bala de estruendo al aire, generando un verdadero caos, que quedó visualizado en numerosos videos que aparecieron en las redes sociales.
Según lo transcendido, muchos jóvenes debieron concurrir a centros asistenciales para ser atendidos por supuestros efectos del gas pimienta que les habrían arrojado.
Todo ocurrió cerca de las 3 de la mañana cuando llegaron al lugar 8 camionetas del REBA con más de treinta personas. También se contó con la presencia de Infantería y del Grupo de Apoyo Departamental.
En este escenario de vivieron algunos momentos de tensión, que se vieron en diversos comentarios de testigos presentes en el lugar que afirmaron que “estaba la policía con cascos y escudos, como si estuviéramos en una movilización, le tiraron gas pimienta a una amiga y cuando otra fue a reclamarles también le tiraron gas pimienta. Me tiraron en la cara, no podía caminar ni abrir los ojos, no daba más quede casi ciego y así a muchos chicos, gente corriendo, chicas llorando, la verdad un desastre, una vergüenza, íbamos a una fiesta loco. ¿Qué, tienen la orden de reprimir hasta en unan fiesta de navidad?, expresó en Facebook.
Cabe indicar que fiestas de este tipo se vienen realizando desde el año 2013 y su habilitación consta de rigurosos trámites que demandan más de medio año en completar a la perfección la carpeta técnica requerida.
Vale destacar que la concejal Ana Francese (FpV) expresó a través de su cuenta personal de Facebook “el más enérgico repudio a la situación vivida por los y las jóvenes que fueron reprimidos con gas pimienta, en la fiesta navideña Aire».
Agregando que «…este hecho, que viene siendo moneda corriente en nuestro país, enciende un alerta en nuestra comunidad. No se puede permitir bajo ninguna circunstancia que este sea el modo de ‘poner orden’. #NoALaViolenciaInstitucional. Queremos que se investigue y se conozcan los responsables. Es importante que quienes fueron víctimas denuncien en la Fiscalía”, completó.
Por su parte, el ex concejal Jorge Brucetta, señaló, «a veces creemos que solo pasa en Buenos Aires, que es por cuestiones políticas o manifeestaciones sociales y eso hace que algunos justifiquen prácticas represivas. #Hoy a la madrugada en #Chascomus la policía utilizó gas pimienta como medio de disuasión para nuestros jóvenes que querían entrar a la fiesta de navidad».
«SÍ, acá en nuestra querida ciudad y en una noche de celebración. Esto no solo debe preocuparnos sino también llamarlos a la reflexión no para sacar tajada política sino para garantizar que podamos sentirnos tranquilos y seguros», culminó.
Informe policial
Desde la Comisaría se indicó que la clausura se dio con la presencia de Martín Diago, a cargo del Registro de Comercialización de Bebidas Alcohólicas (REBA) que pertenece al Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires bajo el acompañamiento de 60 efectivos.
A su vez se indicó que al organizador del evento, le fue notificado dos días antes sobre la llegada de este organismo.
Ante la clausura del lugar, se indicó que efectivos del Grupo de Apoyo Departamental como de Infantería, se apostaron frente a la tranquera de ingreso.
En relación a los disturbios que se produjeron, manifestaron que se dio a partir de la imposibilidad de ingresar la ambulancia ante una joven que se encontraba alcoholizada. Allí se registraron algunos forcejeos con alrededor de 400 jóvenes que intentaban ingresar, situación que terminó con la detonación de un cartucho de estruendo. Indicando además que no hubo disparos de balas de gomas y de gas lacrimógeno.
Por este hecho se inició una causa por “Averiguación de Ilícito”.

Se el primero en comentar esta noticia

Deja un Comentario

su mail no sera publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: